Lo + nuevo

10 tips una gestación plena y fortalecer el vínculo con el hijo

El primer trimestre de gestación es un periodo de mucha adaptación y ajuste. Nuestras hormonas y emociones se re equilibran, surgen en algunos casos, nauseas que milagrosamente se detienen iniciado el segundo trimestre, sumado a otros cambios en los que aun no se evidencia externamente el bebé (muy poco desarrollo del vientre). Sucede entonces que en este periodo inicial olvidemos que estamos gestando, siguiendo nuestro día a día como siempre, perdiendo la oportunidad de apreciar tempranamente la gestación y junto a ello de establecer un vinculo temprano con el bebé.

Utiliza las siguientes sugerencias para vivenciar y disfrutar más conscientemente de tu gestación:

  1. Lleva tus manos sobre tu vientre varias veces durante el día y envíale pensamientos positivos y manifestaciones de mucho amor a tu bebe.
  2. Usa tus 5 sentidos para conectarte con tu bebé. Deséale buen día al despertar, háblale mientras te duchas, o disfrutas del sol o una colación saludable, acaríciale sobre tu vientre, mientras difundes en el ambiente un aroma que te agrade. Hazl@ participe de tu vida diaria.
  3. Escribe un registro diario de tus sentimientos mientras estas gestando. Expresa dibujando, pintando. Este simple ejercicio permitirá conectarte con tu diálogo interno y abrir el espacio para integrar a tu bebé. Te saca de tu conciencia cotidiana y te abre el espacio hacia tu interior. Puedes escribirle cartas a tu bebé, donde le expresas todo lo que lo esperas y anhelas, puedes vaciar pensamientos, temores o todo aquello que necesites exteriorizar a través de este medio.
  4. Date un espacio diario de encuentro exclusivo con tu bebé, ya sea a través de una caminata en un parque, practica de yoga pre natal, un espacio para danzar con tu bebe, u otra actividad saludable que prefieras y DISFRUTA y RELAJATE .
  5. Ordena tu alimentación y hábitos de manera balanceada y responsable. Escoge sanamente y escucha los requerimientos de tu cuerpo. Haz que tu alimentación presente variedad de colores y sabores, disfrutando del comer con una actitud de calma y gratitud.
  6. Genera un espacio diario de relajación consciente. Escucha música suave e inspiradora, que te haga sentir relajada, confiada y exprésale estas percepciones a tu bebé. Practica ejercicios de respiración profunda asociado a visualizaciones agradables. Utiliza aromaterapia de tu preferencia mientras te relajas, oyes música, tomas un baño de tina, de manera de asociar el aroma con un estado de relajación consciente
  7. Hazte un masaje diario con aceite natural por todo tu cuerpo antes de darte la ducha. Utiliza idealmente aceite de almendras prensado en frío, recorriendo amorosamente todo tu cuerpo y brindándote un suave e intencionado regaloneo. Al ducharte permite que el agua te limpie llevándose todo aquello que no te sirve, recargándote de vitalidad, luz, salud, conciencia, a ti y a tu bebe.
  8. Practica meditación. Es una maravillosa y efectiva fórmula para limpiar tu mente, vaciarla de información que no te sirve, de patrones y creencias limitantes, mientras te reconecta con el profundo silencio y calma interna. Al limpiar tu mente, limpias el cristal con el que percibes la realidad, te centras y puedes mantenerte con una actitud más ecuánime y equilibrada. Como tu vives cada día de tu gestación se transforma en el referente básico de conductas y hábitos del bebé. Por ello es recomendable incluir en tu día a día una disciplina elevadora que también integrará el bebe y será un buen aporte para su vida de adulto.
  9. Explora con tu pareja diversas técnicas de masajes, presión y respiración. Esta sugerencia es una excelente forma de integrar a tu pareja en el proceso, ya que les resulta muy difícil imaginar lo que vives mientras gestas. Al abrir esta práctica conjunta, lo integras al proceso ayudándolo a empatizar contigo y favoreciendo también un vinculo temprano padre bebé. En este aspecto, es también importante que se informen juntos respecto del proceso de gestación, parto y post parto. La información ofrece mayor grado de predictibilidad, lo que disminuye el estrés y favorece la integración de la pareja en la gestación de la madre.
  10. Ejercita tu piso pélvico. Área ignorada en occidente hasta que comienza a evidenciar disfunciones . Infórmate con una kinesióloga especializada como favorecer la flexibilidad del piso pélvico. Esto te ayudará para el momento de parto y la recuperación posterior y para el resto de tu vida, ya que incidirá dentro de otras cosas, en la futura prevención de prolapsos o incontinencia. Una práctica generalizada para este objetivo es el masaje de perineo y los ejercicios de Kegel.

Comentarios

Valeria Escobillana
Acerca de Valeria Escobillana (22 artículos)
Doula, Consejera Lactancia y Terapeuta Floral Instructora de Kundalini Yoga Especialista en yoga Pre Natal/Post Natal/ Masaje y Yoga Bebé Mail: mujeres@satya.cl
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*