Lo + nuevo

13 puntos a considerar para tener una lactancia exitosa

La lactancia es un acto de entrega incondicional vinculado a la crianza y cuidado del bebé. Es una relación entre tu y tu bebé y su duración en el tiempo dependerá de ambos. A través de la lactancia el bebe se nutre física y emocionalmente. El contacto ayuda a la autoregulación del bebe y la madre, sostiene un importante accionar hormonal, que apoya el maternaje y contribuye al desarrollo de un apego seguro que sentará las bases de la personalidad y relación de tu hij@ con el mundo en el futuro.

   Considera los siguientes aspectos para propiciar una buena lactancia:

  1. Pon a tu bebé sobre tu pecho inmediatamente de nacido. La primera hora del recién nacido es fundamental que se encuentre en contacto piel a piel con su madre (bonding), ya que favorece la regulación mutua del estrés vivido durante el proceso de parto y es esencial para un buen establecimiento de la lactancia. -El bebe, por instinto, buscará el pezón materno e intentará acoplarse para iniciar su experiencia de amamantamiento. A menos que tu bebe este en riesgo vital, esto es posible de realizar tanto en partos normales como cesárea.
  1. Técnica de acople: es importante que observes lo siguiente para que evites grietas en tus pezones y puedas disfrutar de una buena lactancia. Considera que tu tienes que estar muy cómoda, tu espalda bien apoyada y relajada para acercar a tu bebe hacia tus pechos. En términos generales, al tomar a tu bebe para amamantarlo procura que su vientre se encuentre con el tuyo, y su nariz apunte hacia tu pezón. Incentívalo a abrir grande su boca y ubica tu pezón hacia el palada alto del bebe, intentando que sus labios rodeen tu areola si es posible. Observa que su cuello este despejado para tragar durante la succión (para ello busca que se encuentren en una línea su hombro y cadera).
  1. Calostro y leche materna: Una vez nacido, durante los tres primeros días, tu bebé succionara calostro. Un líquido espeso de tono amarillo, lleno de inmunoglobulinas importantes para tu hij@ y de otros factores que le ayudarán a eliminar el meconio acumulado durante la gestación. Luego este se transformará en leche, cuyo contenido en nutrientes, inmunoglobulinas y otros constituyen el alimento ideal para tu bebé. Su consistencia será inicialmente acuosa para luego espesarse más. La naturaleza ha diseñado esta variación para que la primera leche sacie la sed y luego la leche más densa, con mayor grasa, participe en la subida de peso del bebé. Por ello amamanta por un pecho hasta vaciarlo ( ya no lo sentirás tenso) y luego cambia al bebe hacia el otro pecho.
  1. Considera que es un proceso de aprendizaje mutuo para ti y tú hij@: Si bien el recién nacido cuenta con el reflejo de succión, necesita entrenarse en ello, para conseguir la anhelada y dulce leche. El proceso se ve favorecido por el aumento gradual del volumen que necesita para nutrirse bien. Inicialmente solo necesitará el volumen equivalente a una cucharita de te y para ello realizara un gran trabajo. Esta succión incide también en otros aspectos fiscos beneficiosos para el bebé.
  1. Evita experiencias que confundan su reflejo de succión: El bebé trae este reflejo de succión, el cual a través de cierto trabajo, logra conseguir un volumen de leche gradual a la temperatura justa. Evita el uso de biberones. Estos últimos permiten un rápido descenso de volumen de leche sin necesidad de succión, desincentivando este reflejo en el bebé, influyéndolo a preferir el biberón a tu pecho. Lo mismo sucede con el uso de chupete. Intenta al menos los tres primeros meses prescindir de él.
  1. Tiempo de digestión de la leche materna: La digestión de la leche materna toma entre 60 a 90 minutos. La leche maternizada, es decir, leche de vaca acondicionada para que el estomago de tu bebe pueda absorberla se digiere en 2 ½ horas. Solo considerando lo anterior, resulta normal que tu bebé quiera amamantar cada dos a dos horas y media.
  1. Razón de la libre demanda: La eficiencia de extracción dependerá del ritmo particular de tu hij@. Es por ello que la recomendación 15 min por lado no resulta apropiada. Si limitas su succión a parámetros estándar, puede ser que no necesariamente alcance a extraer toda la leche que necesite, lo que se reflejara en un pobre aumento de peso y por conclusiones erradas, te diagnostiquen con insuficiencia de leche y la necesidad de incorporar relleno.
  1. Reconoce las señales de hambre del bebé: Señales tempranas de hambre son: se despierta ( buen momento para ponerlo al pecho); hace sonidos con la boca, se saborea, se chupa las manos; abre su boca y busca alrededor. En cualquiera de estas demostraciones ofrécele tu pecho. Es imposible obligar a un bebé a ponerse al pecho si no lo quiere. El llanto es señal muy tardía de hambre. En este punto tendrás que calmarlo (calmándote tu previamente) para recién poder favorecer el acople a tu pecho.
  1. Frecuencia de amamantamiento: Integrando los puntos anteriores, especialmente el tiempo de digestión de la leche materna, busca amamantar a tu bebé entre 10 a 12 veces en 24 horas. Durante los primeros meses se establece tu patrón de lactancia en relación a la oferta demanda. Es la manera natural de garantizar tu lactancia en el tiempo.
  1. Preocúpate de hidratarte y alimentarte sanamente: A partir de lo que consumes tu cuerpo se reconstruye y también tu leche materna. Come balanceado y procura espacios de descanso que favorezca la producción de leche y tu bienestar general.
  1. Forma parte de una red de apoyo: La lactancia es parte de la crianza como madres y de nuestra vida sexual como mujeres. Vincúlate a otras mujeres pro lactancia para apoyarte y compartir experiencias. La liga de la leche Chile es una ONG maravillosa para ello.
  1. Descansa con tu bebe lo más que puedas: Aprovecha de dormir junto a él en el día en vez de destinar ese tiempo a quehaceres domésticos u otros. Duerme y recupérate.
  1. Confía en tus habilidades como madre: Nadie mejor que tu conoce e interpreta a tu bebé. La naturaleza te ha provisto de todas las herramientas internas para poder cuidar y alimentar a tu hij@, Confía.

Comentarios

Valeria Escobillana
Acerca de Valeria Escobillana (22 artículos)
Doula, Consejera Lactancia y Terapeuta Floral Instructora de Kundalini Yoga Especialista en yoga Pre Natal/Post Natal/ Masaje y Yoga Bebé Mail: mujeres@satya.cl
Contacto: Sitio web