Lo + nuevo

17 señales que gritan que ya estás media “viejita”

¿Viejita? ¿tú? ¡nooooo!!, es lo que seguramente pensaste cuando leíste el título de esta nota, pero la verdad es que hay ciertas señales – en especial cuando llegamos a los 30 años – que denotan que ya no somos las veinteañeras súper locas, súper despreocupadas y súper volátiles.

Por: Jessica Ramos.V

www.jessicaramos.cl

1-Un fin de semana ideal es estar acostada y ver películas: Ya no es ir al pub de moda, ni salir a bailar hasta la madrugada, ni improvisar algo a la 2 am, ni nada de eso. Es simplemente estar echada en tu cama, sola o acompañada, con algo rico para comer y ver una maratón de películas.

2-Te encanta ir a ver a tu familia: Lo que antes era una lata, un compromiso desagradable, un  verdadero tedio, hoy es en realidad un panorama que esperas con ansias, en especial si esto va incluido con algún plato casero hecho por tu mamá.

3-Escuchas los consejos de los más viejos y no de tus amigos: Te diste cuenta por fin que tus amigos de tu misma edad, saben tanto o menos que tú, por ende, pedirles consejos a ellos, en realidad no es muy fructífero, en cambio sabes que más sabe diablo por viejo que por diablo, y que las personas con los años se van poniendo más sabias.

4-Te duermes temprano porque no te gusta andar con sueño: En este ciclo de la vida a una no le gusta andar luciendo ojeras por el suelo ni andar bostezando cada dos segundos. A una le gusta sentirse vital, saludable y con energía. Adiós trasnoches en mitad de semana, adiós happy hours hasta tarde.

5-Tratas de comer mejor: Antes con una pizza en el día, estabas Ok, si no había comida, te comías un sándwich o le echabas cualquier cosa a los tallarines y estabas lista. Pero ya no, ahora buscas comer verduras, frutas, cosas sin tanta azúcar, menos carbohidratos, proteínas, etc. Y no sólo porque hay que verse bien, sino porque entendiste que tu salud es importante y si quieres vivir harto y bien, no puedes depender la comida chatarra para eso. Además, no hay bolsillo que aguante, también te diste cuenta que preparar tu comida no sólo es más sano sino que también es mejor para tu bolsillo.

6-No soportas a los veinteañeros: Dio la casualidad que te tocó conversar con uno y simplemente te dieron ganas de abofetearlo. Cero feeling con los temas que los convoca, además no entiendes por qué cresta se ríen como imbéciles todo el tiempo.

7-Cuando compras algo te fijas en su utilidad: Por ejemplo, si vas por una chaqueta o un abrigo, buscas uno que sea realmente abrigador y no sólo te dejas tentar porque es bonito, ya que no está en tus planes pasar frío. De hecho, odias, pasar frío.

8-Puedes estar todo el día con caña: Si un día te decides irte de farra, resulta que al día siguiente al abrir un ojo sabes que será un largo, pero muy largo día. Ya ninguna receta de antaño te sirve, beber mucha agua antes de acostarse, desayunar una cerveza, nada de nada. Sólo sirve dormir  y dormir.

9-Adentro de tu refrigerador hay comida: Sí señores, alimentos, frutas, verduras, leche, y no sólo copetes y comida para microondas.

10-Ves las noticias: Una mujer informada vale por mil.

11-Haces tu cama antes de salir de tu casa: Odias las camas desechas, la sensación de llegar y que esté todo desordenado.

12-Ahorras: Sí, así es, ahorras dinero todos los meses porque sabes que los imprevistos siempre están a la vuelta de la esquina.

13-Ves cosas de bebés y como que te parecen tiernas: El tic tac del reloj biológico.

14-En las noches frías te pones piyama de polar: Si leyeron bien, piyama de polar y no te importa nada.

15-Te dieron ganas de aprender a cocinar: A estas alturas aprecias platos como las cazuelas, los porotos, las lentejas, las humitas.

16-Amas tu casa: Ya tu casa es más que esto, es un hogar. Te gusta decorarla, hacerle arreglos, es tuya y te encanta.

17-Te sientes muy identificada con esta nota.

Comentarios

Jessica Ramos
Acerca de Jessica Ramos (64 artículos)
Periodista con experiencia en medios digitales. Blogger y Directora del blog Historias en mis 30 www.jessicaramos.cl