Lo + nuevo

18 señales de que estás en el momento y lugar preciso en tu vida

Es frecuente no sentir que estamos en el lugar y momento donde deberíamos. Y sucede que a veces no logramos captar las señales de vida que nos dice que estamos haciendo las cosas bien, que estamos donde debemos estar, aún cuando no nos hayamos dado cuenta.

Aquí les dejo unas señales de que es así:

  1. Te levantas por la mañana muy contento e ilusionado a vivir tu día a día.
  2. Haz dejado de tratar de encontrar tu propósito y vives cada día a concho.
  3. A menudo celebras hasta dónde has llegado, en lugar de centrarse en todo lo que queda por recorrer.
  4. Puedes ver que los fracasos como los éxitos en un disfraz.
  5. Has tomado nuevas posibilidades y disfrutas de lo desconocido.
  6. Puedes ver los fracasos como oportunidades de reajuste para guiarte en una nueva vida.
  7. Eres increíblemente agradecido por todo lo que está en tu vida.
  8. Disfrutas amablemente, con compasión y respeto todas las bondades de tu vida.
  9. Dejaste de intentar cambiar a la gente o hacer ver su punto de vista de manera insistente. En su lugar, agradeces a todos por quienes son en cada momento.
  10. Dejaste de compararte con los demás (o al menos lo estás intentando) y puedes celebrar los éxitos de los demás.
  11. Sigues tu corazón y dejas que tus sueños sean tu vida.
  12. Logras reconocer que todo sucede por ti, y no para ti.
  13. Ves la belleza en todo y para todos.
  14. Ya no esperas ver el avance completo, sino que cada mini paso es un gran momento para ti. Las pequeñas cosas.
  15. No tienes problema con no saberlo todo.
  16. Sabes que los caminos difíciles llevan a destinos divinos.
  17. Priorizas tu salud y tu felicidad. Te das cuenta de que nada comenzará, hasta que lo hagas por ti mismo.
  18. Has descubierto que el viaje es mucho más gratificante que el destino.

Comentarios

Javiera Gajardo
Acerca de Javiera Gajardo (101 artículos)
Periodista, Blogger e Instructora Integral Pilates Escribo de comida, tendencias, decoración y vida saludable. ¡Si nuestro corazón y mente están bien, nuestro cuerpo también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*