Lo + nuevo

3 momentos para generar consciencia plena día a día

Ya hemos hablado de la importancia de estar presentes, viviendo el momento con consciencia y atención plena. Vivir así nos permite alcanzar estados de paz que nos permiten hacer frente a las exigencias del día a día con más claridad y foco. Nos permite tomar mejores decisiones y elegir con más consciencia cómo y de qué manera queremos invertir nuestro tiempo y energía. Es una forma excelente de dejar de vivir nuestra vida en piloto automático, como si los días pasaran y nosotros no estuviésemos realmente ahí. ¿A quién no le ha pasado que manejando se desconecta y llega a un lugar al que no quería ir? ¿O nos terminamos el plato de comida sin darnos cuenta de lo que realmente comimos?

Para poder vivir nuestra vida de manera más consciente no es necesario contar con horas y horas para meditar, ni que tengamos que hacerlo necesariamente sentado o en un ambiente calmo con agua corriendo atrás. Existen muchas otras formas mas cotidianas donde podrán encontrar este estado que tantos beneficios nos trae:

Primer café de la mañana:

Ya sea tomes té, café, leche, o lo que sea, las primeras horas del día son ideales para cultivar la calma, prepararnos para el día y asimilar el sueño, tener consciencia de nuestro cuerpo y del privilegio de tener un día más de vida. ¿Cuántos no hay que lo primero que hacen al despertar es ver sus correos, whatsapp, Instagram o twitter? Partimos alimentando con ruido a la mente en vez de preocuparnos por nutrir nuestro cuerpo y espíritu. Te propongo que mañana pruebes a que apenas abras un ojo, adoptes una actitud de gratitud: gratitud frente al despertar en un nuevo día, frente a los alimentos que tenemos a nuestra disposición, frente a la posibilidad de hacer de ese día un gran día. Date unos minutos de silencio, lejos del celular, respira, agradece y disfruta de este momento del día.

En la ducha:

Otro lugar ideal para lograr un estado de paz y tranquilidad es bajo el agua de la ducha. Cerrar los ojos y ser conscientes de cómo caen las gotas en el cuerpo, cómo se siente el agua, el jabón en tus mans, etc. Una experiencia que se vuelve un placer es lavarte el pelo de manera consciente, con masajes. Aprovecha para decretar los deseos que tengas en tu corazón e imagínalos ya realizados: ¿Cómo te vas a sentir?, ¿qué vas a estar haciendo? ¿con quiénes?  En días que estés más desanimada, puedes visualizar cómo el agua, al limpiar tu cuerpo físico, también lo hace a nivel emocional, llevándose por la cañería todas las energías negativas que no quieres que te acompañen a lo largo del día.

Realizando ejercicio:

El deporte también es una excelente forma de permanecer conscientes, logrando sentir el efecto del ejercicio en nuestro cuerpo y mente. Nota cómo se libera tu energía, cómo se activa el cuerpo al entrar en calor, cómo queda de relajado después. Mantener la atención en lo que hacemos durante el deporte es vital para lograr objetivos y realmente apagar la mente de todo lo demás, como un respiro.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*