Lo + nuevo

3 pasos para arreglar un mal día ¡Anote!

Los malos días pueden venir como una avalancha. Nos agobiamos, no entendemos por qué puede realmente existir un día tan malo. Y tratando de ver el lado positivo, no encontramos mucha luz. Es para aquellos días, que hoy les quiero dar tres consejos que a mí me funcionan mucho.

Tomar aire fresco y sin conexión:

Aún cuando el día esté nublado, frío o con lluvia. Salir al aire libre y dejar el celular en la casa es algo que todos deberíamos hacer aunque no tuviésemos un mal día. Es tomarlo como una “terapia del andar”, recorrer calles, apreciar vistas y respirar hondo. Verán como a los pocos minutos el corazón se calma, la angustia y ansiedad se van. El secreto es caminar sin pensar en ese problema, tener la capacidad de pensar sólo lo que se está mirando. El árbol, la calle, el auto, tus pies, etc.

Pies en alto:

Acostarse en el piso y poner los pies en la pared. ¿Raro?. Bueno, esta postura es usada en yoga y pilates. Activa y relaja a la vez, pero lo más importante es que nos centra. Mi consejo es que si no pueden tomarse una siesta o recostarse en la cama, hacer esto es ideal. Cierra los ojos, acuéstate en el piso, sube tus pies como una gran L y respira hondo unas 8 veces, intentando que la exhalación sea lo mas larga y lenta posible. ¡Pruébalo!

Escucha y canta una canción:

Una de mis “terapias” es poner una canción que me guste mucho a buen volumen, cerrar los ojos y cantarla con todo mi ser. Es liberador, y si se baila aún mejor. Un buen lugar es la ducha, cantar en la ducha es una de las mejores cosas que existen, más si psicológicamente uno “siente” que mientras el agua corre, se lleva todo todo lo malo.

Comentarios

Javiera Gajardo
Acerca de Javiera Gajardo (101 artículos)
Periodista, Blogger e Instructora Integral Pilates Escribo de comida, tendencias, decoración y vida saludable. ¡Si nuestro corazón y mente están bien, nuestro cuerpo también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*