Lo + nuevo

4 acciones para ayudarnos a priorizar nuestra vida sexual

Todos sabemos que el sexo es bueno, tanto para nuestra salud mental, física y relacional, entonces ¿cómo potenciarlo en nuestras vidas y volverlo una prioridad?

  1. Darse permiso para divertirse.

Muchas personas no priorizan el placer en su vida, simplemente porque el deber es lo que encabeza su lista diaria, es más, con facilidad se sienten culpables si no están haciendo algo productivo, por ello les cuesta dar espacio al descanso y la diversión. Consecuentemente, la sexualidad así como otros tipos de recreaciones y placeres escasean en sus vidas. Por ello, lo primero que tenemos que hacer si queremos que la sexualidad sea más prioritaria en nuestras vidas es aprender a darnos un gustito diario, dejar de lado responsabilidades y culpas y hacer algo que deseemos. Una vida deseable potenciará una actitud pro sexualidad.

  1. Hacerse el tiempo:

Otra situación usual es autojustificarse para no tener intimidad erótica con frases del tipo “estoy tan ocupado, no tengo tiempo, estoy agotado”, entre otras, cuando irónicamente sin chistar podemos dedicar más de una hora diaria a ver Tv o jugar con el celular “para desconectarse”. Irónicamente, la verdadera fuente de desconexión del estrés diario y de relajo efectivo, no se encuentra en pasatiempos que te evadan de la realidad, sino que en aquellos que te ayuden a abandonar la realidad mental al conectarte con los sentidos y con el cuerpo. Recomendación: dedica al menos treinta minutos diarios a realizar una actividad que te haga más consciente de tus sentidos o que pongan en movimiento tu cuerpo, como por ejemplo una actividad deportiva, yoga, a darte un rico baño, a hacerte masajes, a acariciarte en pareja, etc. Verás como tu cuerpo y mente se sienten revitalizados, como cunde tu tiempo si lo planificas y como obtienes motivación y energía para intimar con tu pareja en vez de desconectarte de ésta.

  1. Pensar más seguido en sexo:

A diario tenemos millones de pensamientos en nuestra cabeza, generalmente preocupaciones y planes, en definitiva: deber, deber y más deber, y poco o nada de tiempo dedicamos a erotizar nuestro cerebro y el de nuestra pareja. Recomendación: cómprese un buen libro erótico, vea imágenes que encienden la imaginación, fantasee, investigue y hable de sexualidad, pero desde el prisma de la pasión, no desde la queja, el déficit y los problemas. Verá como aprendiendo a automotivarse la sexualidad se vuelve más presente y prioritaria.

  1. Olvidar la presión:

Ya lo hemos dicho, un antiafrodisiaco es el deber, por lo que cargar la sexualidad de estándares y presiones a cumplir “para ser normal o hacerlo con la frecuencia y la forma adecuada o como lo hacen los demás o como creo que mi pareja espera que sea” le quitan la gracia a sexualidad. Recuerde que la esencia de la sexualidad es el disfrute, libertad, diversión y relajo. Recomendación: no haga de la sexualidad una situación de evaluación porque de ser así la evitará a toda costa, si quiere que se vuelva una prioridad adopte una actitud más light y entréguese a vivir la experiencia libre de prejuicios y expectativas.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*