Lo + nuevo

4 Estrategias para activar tu capacidad autosanadora

Cada vez que enfermamos, lo usual es asistir a un especialista a que “resuelva” lo que no anda bien y de paso suprima el dolor y molestias que vienen con ello. La enfermedad se acota a un proceso físico, donde solo el cuerpo recibe atención local y se obvia el resto de nosotros (nuestras emociones y pensamientos, nuestras relaciones, el presente que estamos viviendo, etc).

Desde una mirada más holística, la enfermedad es un mensajero del alma, que viene a invitarte a hacer un cambio, porque hay hábitos en tu diario vivir, que están atentando en tu contra. No es resultado de algún castigo divino o de la mala intención de otros, es simplemente un llamado a mirar tu vida, y hacer los re ajustes necesarios para que todo fluya armónicamente.

En este proceso, dependiendo de la gravedad de la enfermedad, participa la intervención médica, la fe y oraciones de quienes le acompañan, pero suele suceder que quien está padeciendo no se involucra protagónicamente de su mejoría. El enfermo cede su poder personal a otros que “si saben” para resolver lo físico, dejando de lado el resto de sí mismo y la experiencia que está cargando sobre sus hombros. No alcanza a ver la vivencia como una oportunidad, sino más bien como algo que se espera pase lo más rápido posible.

           A continuación se describen 4 sugerencias que despiertan tu poder autocurativo utilizando tu mente como una herramienta positiva y creativa:

  1. Crea tu tráiler personal con 20 imágenes que te recuerden y proyecten salud , vitalidad, jovialidad y bienestar general. Selecciona de tus recuerdos, aquellas imágenes en distintas etapas de tu vida que te evoquen bienestar integral. Secuéncialas como una película y enlázalos con un mantra o palabra simbólica para ti. Date un tiempo varias veces al día, para revisarlas en tu pantalla mental. Observa como este simple ejercicio cambia tu estado de ánimo y predisposición.
  1. Utiliza tus sentidos para proyectar que la enfermedad sale de ti. Dentro de tu rutina diaria, mientras te bañas, siente como el agua corriente se lleva lo que deseas soltar; al tirar la cadena del baño, al sentir la brisa o viento en tu piel, imagina que te limpia y se lleva la enfermedad lejos de tu ser, transformada en energía neutra que se funde con la existencia. AL beber un liquido saludable, intenciónalo con un fin curativo. Gradualmente te veras realizando acciones rutinarias intencionadas a sanarte, y apoyaraás tu proceso natural de autosanación.
  2. Afirmaciones positivas. Construye en positivo y en presente, frases consisas y claras que apoyen tu recuperación. Descarta de la elaboración de frases la palabra NO y PERO, para asegurar un entendimiento positivo de lo que deseas afirmar. Ejemplos:
    1. Yo escucho diariamente las señales de mi cuerpo y respondo oportuna y adecuadamente a ellas, honrándolas.
    2. Yo me permito liberar las emociones en mi cuerpo de manera saludable para mí y todo mi entorno.
    3. Yo confío en la habilidad de mi cuerpo para sanarme.
  1. Visión con aliados de poder. Identifica aquellas imágenes significativas para ti (deidades, animales, piedras, tótems, música, etc.) y construye una lista de ellas. Relájate previamente y absorbe el poder que estas imágenes te confieren gracias a las virtudes a las que las asocias. Junto a ello eleva tu plegaria y repite este ejercicio 5 veces al día. Tomate 11 minutos para realizar este ejercicio cada vez.

Estas son parte de las propuestas ofrecidas por Healthy Breast Program, de Sat Dharam Kaur; programa complementario para el tratamiento de Cáncer de Mama.

Comentarios

Valeria Escobillana
Acerca de Valeria Escobillana (22 artículos)
Doula, Consejera Lactancia y Terapeuta Floral Instructora de Kundalini Yoga Especialista en yoga Pre Natal/Post Natal/ Masaje y Yoga Bebé Mail: mujeres@satya.cl
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*