Lo + nuevo

4 maneras para empezar a meditar hoy

Mature woman practising yoga in room

Meditar hace bien, calma la ansiedad, nos conecta y nutre nuestra alma. Además, es un excelente complemento a la terapia ya que esta práctica desarrolla nuestra habilidad para observar nuestros pensamientos y no identificarnos con ellos, no identificarnos con el “drama” o los problemas que circulan una y otra vez en nuestro diálogo interior. Nos permite reconocer que “estamos teniendo ese pensamiento de no sentirnos valiosos”, pero eso no significa que no lo seamos. Es una herramientas poderosísima para aumentar nuestro nivel de consciencia sobre nosotros mismos, nuestros patrones y “trampas” que nos hacemos día a día.

Es por ello que aquí les dejo cuatro formas con las que pueden empezar a hacer de esto un hábito. Pero recuerden que si bien meditar es algo simple, no es fácil ya que requiere de tu compromiso y disciplina. Sólo comenzarás a ver sus beneficios si logras incluirla a tu rutina diaria. Parte por algo realista, con 5 minutos estarás bien. Luego, la idea es ir aumentando en la medida que vas notando cambios:

  1. Agéndalo:

Siempre es bueno tener un recordatorio de lo que debemos hacer. Y en esto, la meditación no se queda afuera, menos en una rutina de vida llena de compromisos y exigencias que demandan de nuestra atención.

  1. Hazlo idealmente en la mañana:

Según los expertos es la mejor hora para meditar. Al amanecer, todo está en silencio y se logra llegar a una conexión con nosotros mismos ideal para comenzar el día. En casos de padres también es una buena idea, ya que se convierte en “tu tiempo” antes de que el día comience y los niños demanden toda tu energía.

Si por tus tiempos y situación personal te es imposible hacerlo en este momento del día, busca el que mejor se acomode a tu rutina (será muchísimo mejor que nada ;).

  1. Comienza con una respiración:

No hay que subestimar el poder de las pequeñas acciones. El centrarse en tomar una respiración consciente cuando tengas un momento libre (en la fila del banco, mientras manejas a buscar a los niños, etc.), puede allanar el camino para la creación de un hábito en la meditación. Esta filosofía viene de BJ Fogg, científico de la conducta y fundador del laboratorio de tecnología persuasiva de Stanford, que fue pionero en la idea de crear pequeños hábitos. Por ejemplo, para crear un hábito de limpieza en el hogar, podrías empezar por hacer tu cama cada mañana. Un pequeño hábito sostenido en el tiempo puede convertirse en una conducta que requiere poco esfuerzo y se puede realizar en menos de un minuto.

  1. Usa auriculares:

Si no tienes espacio con mucha calma o te cuesta concentrarte usa audífonos, escucha una música relajante o algún mantra y concéntrate mientras trabajas, después de almuerzo, o donde quieras. Te ayudará a desconectarte de los estímulos externos para conectarte contigo mismo y el momento presente.

 

 

 

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com