Lo + nuevo

4 consejos para los padres que buscan retomar su vida sexual

Ya lo he dicho en más de alguna ocasión: la llegada de los hijos es una crisis normativa de pareja. Y donde más se deja ver los índices de este remezón, es en la vida sexual de la pareja, que disminuye en frecuencia y calidad, llegando a ser en ocasiones nula.

Entonces ¿cómo retomar su vida sexual, entre tanto pañal, cansancio emocional y físico? Acá les dejo algunos tips a considerar:

  1. Buscar la conexión fuera de la cama.

Si no estamos pudiendo conectar con nuestra pareja fuera de la cama, porque los roles de papá y mamá han anulado por completo los de pareja; lo primero que hay que trabajar es el poder crear un pequeño espacio diario de conexión en el que conversemos de la relación, de cómo nos sentimos, qué queremos y necesitamos, cómo afrontar como pareja los nuevos desafíos que conlleva la crianza, qué nos haría sentir más cerca del otro, qué nos ayudaría a tener una mejor disposición hacia el sexo, Etc. Escuchar empáticamente, además de crear ese instancia de conversación, es fundamental.

  1. No limitar la cercanía física al sexo.

Es importante que los cuerpos se acostumbren a estar cerca el uno del otro, para ello, de utilidad sería que a diario se den espacio para abrazarse, besarse y acariciarse. (Y no me digan que no tienen tiempo, porque si tienen tiempo para ver televisión, también lo tienen para acariciarse). Importante es que este tipo de caricias y cercanía lo realicen con ropa y desnudos, sin que esto implique una presión a terminar una actividad sexual del tipo coital-penetrativa.

  1. Autonomía materna.

Uno de los grandes atentados a la vida sexual de pareja es el hecho de que las madres empiezan a centrar su vida en el trabajo, el hogar y los hijos y difícilmente tienen un momento para ellas. Para que una mujer tenga ganas y disposición de mantener relaciones sexuales es fundamental que tenga un momento diario para conectarse con ella misma, sin tener que estar a cargo o pendiente de alguien más. Esto implica, que el padre tendrá que alentarla y apoyarla para que vaya al gimnasio, se junte con sus amigas, vaya a la peluquería, duerma una siesta, lea un libro sin ser interrumpida, se pueda dar un rico baño, etc. Recuerde: el deseo nace en la falta y la distancia.

  1. Agendar y coordinar.

Atrás debe quedar la ilusión de que espontáneamente (en ambos) nacerá el deseo de mantener relaciones sexuales. Cuando llegan los hijos, el planificar y coordinar es fundamental, para darse ese espacio de dos. Y utilicen sus redes de apoyo, para que de vez en cuando, puedan escaparse o tener la casa solo para los dos.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*