Lo + nuevo

5 consejos para prevenir la disfunción eréctil

Principalmente, para tener una vida sexual óptima y prevenir disfunciones sexuales, hay que adoptar rutinas saludables, que ayuden a mantener la salud de nuestro sistema circulatorio (para que la sangre al genital fluya, libre de obstáculos) y el equilibrio de nuestro sistema nervioso autónomo (para que se den las condiciones que permiten el relajo necesario que hace posible el proceso eréctil)

  1. No fumes: el tabaco dificulta la circulación y oxigenación de la sangre afectando la elasticidad los capilares y por ende, dificultando el ingreso y circulación de sangre en el genital. Y la nicotina altera la producción de hormonas implicadas en la respuesta sexual humana por lo que se vuelve “menos sensible” a los estímulos. Los expertos señalan que aproximadamente el 27% de los problemas de erección tienen su origen en el tabaco. Y se ha establecido que la disfunción eréctil es 2,5 veces más frecuente en hombres fumadores.
  1. Haz ejercicio físico: el sedentarismo atenta contra tu salud, disminuyendo tu energía física y mental y dificultando el proceso excitatorio. Hacer deporte es fundamental para liberar estrés, equilibrar nuestro sistema autónomo y favorecer al sistema cardio-respiratorio. Mantenernos activos, relajados y energético contribuye a que el óxido nítrico actué sobre la musculatura lisa que rodean las arterias del pene, para que se produzca la erección.
  1. Duerme bien: fisiológicamente el pene, en estado de flacidez, está parcialmente lleno de sangre venosa la cual tiene un bajo contenido de oxigeno de modo que los tejidos tienen poca vitalidad. Al erectar, la sangre arterial ingresa al pene oxigenándolo, permitiendo la regeneración tisular necesaria para que el pene funcione correctamente. Durante la fase REM del sueño se producen erecciones automáticas que “engrasan la maquinaria” para que en el momento adecuado pueda funcionar bien. Por esta razón es importante que lleve una adecuada rutina de sueño y descanso ya que cualquier tipo de alteración del dormir afectará el buen estado de su “maquinaria”.
  1. Toma Vitamina B3: esta vitamina ayuda a que tengas un mejor funcionamiento del flujo sanguíneo y diversos estudios han demostrado que no sólo favorece el proceso eréctil sino que ayuda a que estas erecciones sean más resistentes y duraderas, esto sería posible, ya que la vitamina B3 aumentaría el diámetro de ciertos capilares que se encuentran en el pene.
  1. Mantén una alimentación equilibrada: Diabetes y obesidad son los grandes enemigos de la erección. La diabetes porque quienes la padecen suelen sufrir de aterosclerosis (depósitos de grasa) que obstruyen las arterias del pene dificultando la irrigación de los cuerpos cavernosos del pene y porque la diabetes también puede llegar a afectar a los nervios del pene afectando la respuesta nerviosa del mismo, siendo imposible la erección de forma “natural”. Mientras que la obesidad conlleva que la grasa entorpezca la circulación sanguínea, produzca inhibiciones hormonales como la baja producción de testosterona y el aumento de la masa corporal y los tejidos que el corazón debe oxigenar pueden dar pie al desarrollo de una hipertensión, que trae complicaciones al sistema cardiovascular y por ende a la irrigación y oxigenación del pene.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com