Lo + nuevo

5 cosas en las que ya no crees cuando tienes 30

Dejar de creer  en ciertas cosas no debe tomarse siempre como algo malo, ya que esto en ciertas situaciones nos entrega herramientas para enfrentar la vida de una forma más positiva y más sabia. Este fenómeno tiende a ocurrir cuando llegamos a las 3 décadas.

Por: Jessica Ramos. V

www.jessicaramos.cl

1-      El hombre perfecto llegará: A estas alturas del partido que nos vengan a hablar de hombres que andan con armadura y en caballos nos hace reír a carcajadas. Ya sabemos que eso hay que dejárselo a Walt, pero también tenemos conciencia de otra cosa que cuando nos topamos con un personaje masculino demasiado bueno,  de inmediato sabemos que o está mintiendo, o es gay, o es sicópata o simplemente es un latero. La perfección nos da sueño, preferimos la realidad, es más entretenida.

2-      Nuestra mamá hablaba por hablar: A los 30 años miramos hacia atrás y recordamos todo lo que nos dijo nuestra madre y que a los 20 y algo nos parecía absurdo, pero no, no era nada absurdo, era la verdad.

3-      Un hombre carretero y lacho puede cambiar: No hay mucho que acotar sobre esto que un fuerte y claro: CUAK!

4-      El amor de mi vida es….: ¡Na! Que amor de la vida ni que nada. Uno ama de distintas formas varias veces en la vida. El quedarse pegado en “el amor de tu vida” (que generalmente se  trata de una historia que no funcionó) es para puro atormentarse y  vivir en un plano emotivo falso. ¡Chao con esa falacia!

5-      A los 30 tienes que tener tu cuento muy clara: ¡Mentira! A los 30 años posiblemente recién empieces a vivir de verdad, así que no es necesario que tengas el esposo, el novio, la guagua, la pega ideal, el salario millonario, la casa… en otras palabras tu vida completa armada como si estuviéramos hablando de la casa de sueños de Barbie. No somos Barbie, ¡gracias a Dios!

Comentarios

Jessica Ramos
Acerca de Jessica Ramos (64 artículos)
Periodista con experiencia en medios digitales. Blogger y Directora del blog Historias en mis 30 www.jessicaramos.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*