Lo + nuevo

5 mitos de ellos, ellas y el amor

Según distintas investigaciones, hombres y mujeres nos pareceríamos mucho más de lo que nos diferenciamos en cosas del amor. Aquí les dejo cinco interesantes conclusiones que derriban varios mitos:

  1. Las mujeres son más románticas que los hombres.

Si bien el público objetivo de teleseries y películas románticas somos nosotras eso no significa somos las únicas románticas de la ecuación; sorprendentemente son ellos quienes más creen en la idea romántica del “amor a primera vista” (y es cosa de mirar varias películas de acción para comprobar cómo se escenifica esa fantasía en películas “para ellos”) Sin embargo, nosotras somos más propensas a creer en “un gran amor para toda la vida” (razón por la cual “The Notebook” es la película de amor favorita de varias). Es decir, ellos en el corto plazo pueden ser más románticos que varias de nosotras, pero en el largo plazo muchos dejan de serlo porque asocian romanticismo a conquista de lo que no poseen, mientras que nosotras asociamos romanticismo a cultivo de lo que se tiene.

  1. Atracción física es mucho más importante para los hombres que para las mujeres.

Este mito en parte es verdad ya que distintos estudios han demostrado que con respecto a que características prefieren los hombres tienen un tasa de respuesta asociada a la apariencia física más alta que las mujeres. Sin embargo, el examen más detenido de los datos revela que tanto para hombres como mujeres este atributo es importante (para ellos es el cuarto rasgo más importante, para ellas el sexto). Es decir, para ambos es importante pero no “vital”, ya que no está en los primeros lugares de preferencia ni para nosotras ni para ellos.

  1. Las mujeres no están interesadas en sexo casual.

Investigaciones superficiales apoyan este mito, sin embargo este supuesto suele hablar más de la deseabilidad social que de la realidad ya que al parecer las mujeres reconocen menos su interés en el sexo casual (porque se asocia a ser dama) y ellos más (porque se asocia a ser macho). Sin embargo, un estudio en que los participantes, conectados a un detector de mentiras, tenían que hablar de su disposición a tener sexo casual, mostró que los índices de los hombres eran menores a los esperados y los de las mujeres muy cercanos a los de ellos.

  1. Hombres y mujeres tienen maneras fundamentalmente diferentes de manejo de conflicto.

La mayoría de las investigaciones sugieren que hombres y mujeres no difieren significativamente en sus respuestas ante el conflicto pero suele haber uno presiona e insiste a hablar de un tema, mientras que el otro se retira y evita el debate. Ahora bien, es mucho más probable que quien presiona sea una mujer y quien evite un hombre. Pero esto no tienen tanto que ver con las diferencias de género que con quien desea el cambio. Cuando el tema de debate es un cambio que la mujer quiere, es la mujer quien toma el rol de demandante; y cuando el tema en cuestión es algo que el hombre quiere cambiar, las funciones son inversas.

  1. El abuso físico y emocional en las relaciones casi siempre es realizado por los hombres.

Cuando la gente piensa en una víctima de violencia doméstica, de forma inmediata visualiza a una mujer. Y es cierto que las lesiones sufridas por una mujer víctima de violencia doméstica tienden a ser más graves que las sufridas por víctimas masculinas y que los abusos infligidos por los hombres suelen ser más frecuentes y severos. Sin embargo, ellos también con frecuencia son las víctimas de violencia intrafamiliar aunque menos severa, pero el hombre no se permite hablar o buscar ayuda por miedo de ser estigmatizados como “poco hombres” porque su pareja les pega.

¿Qué tal estas verdades?

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*