Lo + nuevo

8 señales de que se avecina un divorcio

Todos estamos muy conscientes de las actuales estadísticas en cuanto a divorcio. Pese a ello, hay muchas parejas que quizás no son tan conscientes de las distintas señales que le indican que su matrimonio está en riesgo. Por ello, les dejo ocho situaciones, que según distintos estudios, aumentan la posibilidad de terminar en un divorcio.

1- Creer que siempre tienes la razón:

Creerse dueño de la verdad y considerar que abrirse a la verdad del otro es perder o dejarse pasar a llevar, es lo que crea un gran abismo de incomunicación y distancia en una pareja, ya que impide el proceso de negociación y el trabajo en equipo que se realiza en un terreno compartido de iguales.

2- Siempre te sientes la víctima:

Por lo general se necesitan dos personas para que un matrimonio vaya camino al divorcio. Y si eres siempre la victima eso significa que nunca tomas la responsabilidad que te corresponde en la perpetuación del problema (sea como incitador o como alguien que desde su pasividad lo perpetua) Si te la llevas culpabilizando y minimizando tu rol en el mantenimiento de dinámicas viciosas; esta actitud, te conducirán a que sigan produciéndose crisis que pueden derivar en una separación.

3- Difícilmente hablas de lo que le molesta:

No hablar de lo que nos sucede en nuestra relación, lamentablemente no soluciona nada, solo acumula problemas que pueden dar pie a resentimientos que los alejen y llenan de dudas en torno a si debería estar en una relación que “no es como espero que sea y que no creo mejore”. Por ello, así como es importante abrirse a escuchar a nuestra pareja es vital ser autentico y comunicarse de forma asertiva acerca de las cosas que se necesitan mejorar o solucionar. No hablar conversar de los problemas, genera una falsa armonía a corto plazo que terminará reventando en el largo plazo.

4- Hace cualquier cosa para evitar la confrontación:

Tratar de evitar los conflictos implica generalmente un costo: represión, cierre, distanciamiento, desatención y desconexión. Por ende, utilizar frecuentemente la evitación como herramienta “por el bienestar de la relación” terminará siendo peor el remedio que el problema y la estrategia terminará por dañar la relación, pero por lo que se dejan de comunicar y por ende de compartir.

5- Restar importancia a lo que te dice tu pareja:

Esto es un tremendo error, burlarse o hacer caso omiso de lo que él o ella dice y seguir adelante como si nada, hará sentir a tu pareja “inferior” y visualizarte a ti como alguien poco empático y egocéntrico que “no le importo en lo más mínimo”. Si ya no están siendo respetuoso y validando al otro, puede ser que su relación esté en medio de una grave crisis que si sigue siendo negada los llevará separarse.

6- No haces esfuerzo para compartir con su familia o amigos:

No hacer el esfuerzo de integrarte en su mundo es una manera de decir “tus cosas no me interesan” y “lo que amas me aleja de ti”; situando a tu pareja en una posición muy difícil e incómoda donde tiene la presión de compartir contigo o con ellos y tener problemas contigo, cuando ya la relación no marcha. Esto creará resentimientos y te verán cómo alguien inflexible, egoísta e incomprensiva; aumentando el andar a la defensiva y la negatividad hacia ti.

7- Pones constantemente tus necesidades por delante de las necesidades de la pareja:

Una relación no puede tener éxito si tu yo es siempre más importante que el nosotros. Guiarte por tus necesidades y deseos sin tener en cuenta la repercusión que tendrán en tu relación hará que paulatinamente tu yo le gane al nosotros y termines solo.

8- Pones constantemente las necesidades de tu pareja delante de las tuyas:

Obviamente pensar en el nosotros no significa pensar siempre en el tú y decidir desde lo que tu pareja quiere, sino que desde lo que nos beneficia a ambos y consideramos es justo. Posponer siempre tu necesidades por el otro acumula una deuda impagable, por lo que haga lo que haga tu pareja, nunca será suficiente para hacerte sentir que ambos dan lo mismo, lo que te hará sentir frustración, sentirte explotado o abandonado por tu pareja; resentimientos que pueden movilizarte a poner fin a una relación que te demanda más de lo que recibes.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com