Lo + nuevo

Aborto terapéutico: ¡Ni casa de acogida, ni incubadoras!

derecho_decidir¿Realmente Ena Von Baer entiende el concepto de aborto terapéutico o sólo con escuchar la palabra el cerebro le hace corto circuito y lo pone a andar en modalidad moralista retro y cartucha?

Hoy me desayuné las declaraciones de Ena Von Baer para Radio Cooperativa sobre el aborto terapéutico fundamentando su negativa a legislarlo desde un discurso endulcorado de que “hay que proteger la vida de los seres humanos siempre”

Ahí fue cuando me atraganté con el pedazo de pan  ¿Realmente esta Senadora –designada- entiende el concepto de aborto terapéutico o sólo con escuchar la palabra aborto el cerebro le hace corto circuito y lo pone a andar en modalidad moralista retro y cartucha?

¿De donde sacó la idea de que el aborto terapéutico atenta contra la vida, si justamente  tiene por objetivo proteger la vida de la madre al haber justificaciones médicas para interrumpir un embarazocuando existe un riesgo grave de continuarlo y es una medida más realista sobre la viabilidad y calidad de vida del nonato cuando existe un riesgo de enfermedad congénita o genética que lo condena a padecimientos o discapacidades muy graves que le resten dignidad a su vida?

Seguí escuchando -y ahí fui cuando casi me caí de espaldas y se me quitó por completo el apetito, Ena Von Baer dijo desde “su convicción profunda como mujer” la mujer le presta el hogar, el cuerpo, durante el embarazo a la futura vida y no tiene derecho a ponerle fin a su vida…además uno no puede saber si una vida es viable o inviable¡Doble plop! Porque:

a) Tantos años de estudios y desarrollo científico y los médicos de éste país ¿aún no aprenden a determinar cuándo es un embarazo de riesgo, inviable o producto de una violación? ¡Por favor!¡Hasta cuando nos venden la pomá!

b) El cuerpo de una mujer ¡¿un hogar de acogida?! ¡Qué vergüenza! ¡Lo que me faltaba escuchar! la versión romántica de la visión de las mujeres como objetos para la reproducción, como meras incubadoras.

Definitivamente hay algunos/as que desde el lugar del poder y de una moral supuestamente “alta” se aferran tanto a la defensa de la vida que se olvidan de la  vida e integridad de la mujer y sólo nos ven como un útero con fines  reproductivos, negando la autonomía femenina,  el derecho a la salud y la dignidad tanto de ésta como la del nonato.

Recordemos pues que, el fin de legislar el aborto terapéutico no es el de obligar a nadie a pensar  ni a comportarse como el otro –ya que, quién esté en contra de realizarse un aborto terapéutico, dispuesta a asumir un riesgo vital por sus creencias morales, nunca abortará- Sino que tiene por objetivo el abrir la posibilidad a quien sí lo necesite y desee llevarlo a cabo de hacerlo bajo las mejores condiciones hospitalarias sin morir en el intento.

Senadora: la ley no obliga, permite y deja a la mujer elegir.

Ahora, no sé si usted, en su vida cotidiana, tiene la filosofía de que el que entra en su casa tiene el derecho a destruirla y a usted le toca aguantar y quedarse callada por ser hospitalaria ¡Pues si es así, convide más seguido que le armamos la media partuza! Porque hay muchas chilenas – sobre un 70%- que, como yo, consideran que su hogar o su cuerpo es su reino, un lugar a intimo a cuidar y respetar.  Y vivimos bajo la filosofía de que la caridad parte por casa; y que en ese sentido, el Estado debería de ayudarnos a resguardar nuestra  salud y dignidad. Porque es un derecho que adquirimos justamente en el momento de nacer, ya que no somos ni casa de acogida ni incubadoras. Somos mujeres, seres humanos y sujetos de derecho, en todo rigor.

Imagen: Amnistía Internacional

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com