Lo + nuevo

¿Cómo decir que SÍ a toda aventura que la vida te propone?

Uno de los grandes secretos que transmiten los maestros para vivir una vida con sentido es nunca dejar de aprender. Y concuerdo completamente con ello. Estudios demuestran que quienes se desafían constantemente a salir de su zona de confort son personas que se sienten más satisfechas consigo mismas, con sus vidas y con los objetivos logrados.

Hoy te dejamos algunas pistas para que puedas aplicarlo desde hoy:

Escoge el camino desconocido para ti.

¿Te da un poco de susto? No te preocupes, lo más probable es que sea así porque estar en la zona de confort nos mantiene cómodos…pero no por eso estamos bien. Podemos incluso acostumbrarnos al taco de las mañanas, a un jefe abusador o a ir como sardinas en el metro… pero eso no significa que sean experiencias que aporten a mi desarrollo.

Escuchar el llamado de hacer algo que jamás haz realizado es un incentivo a conocer nuevas facetas tuyas frente a situaciones desconocidas. Después de todo ¿qué tan malo puede ocurrir si voy al cine sola?, ¿o si hago un tour por el cementerio de noche?, ¿o invito a salir a un chico/a a salir tan solo porque me llama la atención? ¡Hay miles de cosas que puedes comenzar a hacer para darle un poco de aventura y diversión a tu vida, después de todo la vida es una!

Ver la ansiedad como una emoción.

Si nos proponemos la idea de hacer algo diferente y fuera de lo común en nuestra vida, es obvio que nuestro estómago comenzará a funcionar bajo el nerviosismo, ansiedad y muchas más cosas sobre lo que pensamos hacer.

Esto no significa que seamos miedosos o cobardes, es sólo una emoción al igual que la alegría, la rabia o la pena. Por lo tanto, debemos enfrentarla como cualquiera de ellas: asimilarla, respirar y disfrutarla como ese nervio rico que da cuando estamos a punto de hacer algo importante. ¡Vamos! 

Lee y entérate bien de lo que quieres hacer.

Si estás leyendo esto, es porque eres lector de internet, lo que quiere decir que te puedes informar de todo sobre lo que tienes en mente hacer o lo que te gustaría hacer. Cuando te das cuenta de que otras personas lo han hecho y no ha pasado nada malo, sino que al contrario, logras tener un poco mas de confianza en aventurarte en algo.

Recuerda la sensación de adrenalina.

Creo que siempre uno mira la montaña rusa desde lejos y con miedo. Por lo menos en mi caso, al estar en la fila esperando la montaña rusa no puedo evitar sentir un poco de ansiedad, pero lo que me mantiene en la fila es recordar la sensación de adrenalina que siento cada vez que me someto a alguna actividad fuera de lo común, la sensación es liberadora. Y si quieres gritar ¡grita! Será la guinda de la torta.

¿Te quieres ir de viaje? ¿Cambiarte de ciudad? ¿Tomar el auto sin rumbo? ¡Hazlo!

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*