Lo + nuevo

¿Cómo hago para que mi pareja quiera tener más sexo?

En los últimos años “blogueando” sobre mis luchas por mejorar el sexo en mi relación, las respuestas de los lectores se reducen a básicamente dos preguntas: “¿Cómo puedo hacer que mi pareja quiera tener más sexo?” y “¿Cómo puedo aumentar mis ganas y ser más “hot”? “. Como era de esperar, la primera pregunta viene generalmente de la persona con mayor deseo en la relación y la segunda pregunta de la pareja con el deseo inferior.

Las respuestas simplistas a estas preguntas son “No se puede” y “no lo hice”, pero las respuestas completas son más complejas y (afortunadamente) optimistas, así es que voy a utilizar este blog para responder a la primera pregunta y el siguiente el blog del mes para responder a la segunda pregunta. Para todos aquellos que han tenido curiosidad por la perspectiva de mi marido en nuestro viaje, este blog es para ti.

Debido a que no soy el tipo de persona que anhela más sexo en mi relación, vamos a empezar con un correo electrónico de un lector que sí lo hace:

Hola Pam,

Tengo tantas cosas que preguntarte que no sé por dónde empezar…

Vamos a hacerlo con la parte fácil: tu blog es grande, es audaz y valiente y útil para las mujeres y los hombres (como yo) que tienen dificultades para entender lo que está sucediendo con sus almas gemelas.

Estoy casado y tengo 2 niños y al leer tu blog, me empecé a dar cuenta y entender ciertas cosas que mi mujer no ha podido expresarme nunca.

Parece que desde que se convirtió en madre, se ha centrado en la maternidad y la carrera y no en la mujer dentro de ella. Veo que no es feliz con nuestra vida sexual, pero ella no quiere dar el primer paso. Y cuando le ofrezco ayuda, ella lo rechaza (como toda mujer moderna, que no necesita ayuda).

¿Hay algo que pueda hacer? ¿Incluso si eso es hacer nada? Pero en ese caso, ¿podrías definir “nada”…? ¿será que tengo que ser una compañía tranquila que pacientemente espera que las cosas mejoren?

Gracias de nuevo por tu blog. Espero con ansias tu respuesta.

Saludos,

Joe

Mi hipótesis, basada en el número de correos electrónicos similares que recibo, es que las experiencias de este hombre resuenan con más de uno de ustedes. Y el dolor es palpable, ¿verdad? Aquí está mi respuesta:

Joe,

Es común en las relaciones a largo plazo despertar un día y decir: “Mmmm, en algún lugar a lo largo del camino, hemos perdido la vitalidad y la conexión física que tuvimos alguna una vez.” Y, por supuesto, es razonable querer reavivar la intimidad!

En términos de lo que puedes hacer, es difícil, lo admito. Mi marido se sentía igual que tú por años (bueno, vale, décadas) antes de que yo finalmente estuviera dispuesta a trabajar en este aspecto de nuestra relación. Atribuyo mi preparación para el viaje, en gran parte, a su persistencia en querer más para nosotros como pareja, pidiéndome cariñosamente que buscara ayuda, y luego apoyándome cuando estaba lista para hacer el trabajo.

Basándome en mi experiencia personal y la de aquellos que he entrenado, aquí hay 3 cosas que puedes tener en cuenta para definir el mejor camino a seguir:

1) La conexión viene antes de la conexión erótica. ¿Qué puedes hacer para aumentar la intimidad, fuera del sexo? En lo personal, me siento conectado a mi pareja cuando me pregunta sobre mi día y realmente se sienta y me escucha. Traté de explicarle a mi marido durante años lo que quería al pedirle esto, hasta que un día encontró un hilarante video en internet que lo expresaba muy bien y finalmente entendió lo que yo necesitaba.

2) Sentirse sexy estimula el deseo. Quien siente menos deseo en la pareja rara vez cuenta con una oportunidad para conectar espontáneamente con su sexualidad, porque la parte con más deseo siempre quiere sexo ya. Como antídoto a esta dinámica, en vez de pedir sexo, recuérdale que ella es atractiva. Recordar lo que te atrajo de ella en el pasado, piropéala… “Uf, cuando sonríes de esa manera, me enamoras.”

3) Comprender sus fantasías es oro. Pregúntale “¿Cuáles son algunos de tus recuerdos sexuales más hot?” Cuando te cuente, hazle preguntas que te permitan comprender realmente lo que la excita. ¿Le gusta una relación suave y cariñosa o más agresiva y juguetona? ¿Le gusta el romance o la pasión? Si puedes emular las cualidades que ella encuentra eróticas, seguramente le costará mucho más resistirse a tus encantos.

Incluso después de practicar lo anterior durante un par de años, mi marido y yo aún tropezamos. Hay días en que el rechazo vuelve a encender viejos resentimientos en él y tiene que partir al gimnasio para despejar la mente. Y hay días en los que no puedo aceptar sus cumplidos o compartir mis sentimientos y necesito dar un largo paseo junto a alguna amiga. Pero estamos haciendo progresos, ¡y espero lo mismo para tí!

¡Mucho amor!

Pam

Y si crees que quien tiene mayor deseo es siempre el hombre… bueno, tengo un montón de mensajes de correo electrónico para demostrar que eso no es siempre el caso. ¿Cómo se aplica esto en tu relación?

Link a la columna en inglés: http://www.downtothere.com/blog/how-can-i-get-my-partner-to-want-more-sex

Comentarios

Pam Costa
Acerca de Pam Costa (5 artículos)
Ella es Pam Costa, quien después de una década y media trabajando en Apple y Facebook, dejó su carrera en la alta tecnología para fundar Down to There (www.downtothere.com) y así compartir su historia de lucha con el deseo (y falta de) en su matrimonio y para inspirar a otros a buscar mejorar la intimidad en sus propias relaciones. A través de su escritura y coaching, facilita discusiones abiertas sobre el impacto negativo de las creencias culturales y sociales que recibimos sobre el sexo. Pam vive en Cupertino, California, con su esposo y su hijo de 9 años de edad. Ella es optimista de que los desafíos en torno a la sexualidad pueden proporcionar un acceso sorprendentes para renovar y profundizar la intimidad en las relaciones.
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*