Lo + nuevo

Cómo parar de estar “ocupado” y “estresado”, para comenzar a vivir un poco

Personalmente, me considero una amante de mi trabajo y por lo mismo suelo trabajar muchísimo. Sin embargo, he tenido  (como muchos) que aprender a parar y ser consciente de cuando la carga laboral comienza a sobrepasarme y dejar poco tiempo y energía para reunirme con otros, descansar y disfrutar.

Por esta razón hoy les doy algunos pasos que seguí para hacer este gran cambio.

  1. Cambia tu rutina:

Si eres como yo, medio Speedy González, que andas de un lado a otro, no puedes estar quieto, etc. Yo desayunaba leyendo correos y me peinaba hablando por teléfono. Ahora hice ese cambio, mi desayuno es mi desayuno, un espacio para disfrutar y conectar conmigo y no para trabajar. Si me peino, eso hago, ojalá con música porque me relaja. Si me ducho, esa es la actividad en la que me concentro no en todo lo que tengo que hacer después.

En definitiva, creo que es importante, pese a que podemos hacer más de una cosa a la vez, poder comenzar el día concentrándonos en nosotros y enfocándonos en una acción por vez. Y no darle rienda suelta a la producción apenas suena el despertador: esto nos protegerá del estrés.

  1. Alimentate bien:

La vida agitada te hace comer picadillos por aquí y por allá, y si te sientas a comer algo, literalmente tragas. Si tenemos una hora de colación, la idea es tomarse esa hora de colación o si trabajas de forma independiente, fijarte horarios para alimentarte calmadamente e hidratarte.  Evitando hacerlo frente al computador, a la TV o de pie.

  1. Organiza tus tiempos y prioridades:

Es fácil decir “estoy tan ocupada”, “no tengo tiempo para nada”. Pero, ¿No tenemos tiempo o eso que nos piden no lo creemos prioritario?¿Cómo venimos organizando nuestros tiempos y prioridades? ¿Cuan equilibrada es nuestra vida?¿Cuanto tiempo le dedicamos a nuestras relaciones, pasatiempos y descanso? Es muy importante hacer un balance de nuestras prioridades, y distribución del tiempo si queremos tener una vida menos estresada y más feliz.

  1. Mantén los pies en la tierra:

Si eres de esas  mentes creativas que viven imaginando cosas o planificando proyectos, es necesario que aprendas a volver al ahora y ser más pragmático. Enfocarte en tus tareas actuales, ir paso a paso, no involucrarte en más emprendimientos si aun no haz terminado con los que tienes a mano. Aprende a trabajar más en el ahora y dedicarle menos tiempo al futuro.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com