Lo + nuevo

¿Cómo puede ayudar el pole dance a tu sensualidad?

El pole dance (baile del caño) es una disciplina que ha ido adquiriendo adherentes en Chile, al ser una actividad física que nos ayuda a quemar calorías, tonificar y flexibilizar nuestro cuerpo, mientras aprendemos gestos y pasos que nos hacen sentir más femeninas y sensuales.

¿Has participado de una clase de pole dance? Si no lo has hecho, ojalá después de leer este artículo te animes. Como mujer y como profesional te lo recomiendo en un 100%. Esto porque que los efectos positivos del pole dance no se limitan a nuestra apariencia física, sino que tal y como lo han comprobado varios estudios, el pole dance incide positivamente en el autoestima, autoimagen y autoconfianza femenina.

En este sentido, el pole dance ha demostrado ser de gran ayuda para que las mujeres nos sintamos más cómoda con nuestro cuerpo y nos empoderemos de nuestro erotismo y sensualidad. Lo que representa un importante plus para una actividad física, teniendo en cuenta que gran parte de las mujeres, a partir de la adolescencia, comenzamos a sentirnos insatisfechas con su propio cuerpo, lo que da pie a que muchas no se sientan sexy, se avergüencen de sí misma cuando intentan ser sensual o que no se sientan cómodas con su propia piel cuando están desnudas.

Y ¿cómo es esto posible?

Porque, quienes participan de una clase de pole dance, tienen la oportunidad de compartir y apreciar a distintas mujeres con distintos tipos de cuerpo, jugando a sentirse y mostrarse sexy; lo que ayuda a derribar estereotipos de cómo debería de ser el cuerpo de una mujer sensual, a la vez que facilita el darnos el permiso para ser “creernos el cuento”, autoaceptarnos, disminuir la autocrítica y perder poco a poco la vergüenza.

Por otra parte, quienes han practicado pole dance, sabrán que al comienzo se verán enfrentadas a dos obstáculos: por una parte, vencer la vergüenza de “mirarse” bailando sexy y por otra aprender pasos y posiciones que se ven sencillas, pero que necesitan bastante práctica. Superados estos primeros obstáculos técnicos y psicológicos, la práctica de pole dance permite que las practicantes experimenten una especie de “liberación” progresiva, que les permite salir de la propia autocensura para mostrarse femeninas y sensuales. Esto conlleva a su vez, que progresivamente aumente la autoestima de las participantes, mejore su autoimagen y consecuentemente se sientan más hermosas y poderosas.

En definitiva, la práctica de pole dance favorecerá la relación de ti misma con tu cuerpo y con tu erotismo, al ponerte en contacto de forma práctica, con tu imaginario, sensaciones y conducta de una mujer empoderada de su sensualidad.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*