Lo + nuevo

Consejos de una mujer de 40 años a una de 30

Los años entregan no sólo experiencia sino que sabiduría, por eso siempre es tan importante detenerse a escuchar lo que tienen que decir aquellas personas que son mayores que una. Acá conversamos con una amiga que acaba de cumplir 4 décadas y estos son sus consejos.

Vive para ti

Nosotras las mujeres por naturaleza tenemos la tendencia de siempre querer cuidar y a hacer feliz a los demás. Es una virtud muy hermosa y llena de generosidad, pero también hay que aprender a equilibrar, porque si tan sólo vives para los demás, terminarás sin energías, resentida e infeliz. Con los años se aprende a vivir para una, a hacer las cosas que a una la hacen feliz.

Viaja

No hay mejor plata invertida que la que se hace en un viaje. Cambias de aire, te rodeas de personas distintas, te entrega una perspectiva distinta acerca de la vida, te empapas de nuevos conocimiento y más sabiduría. Un viaje (da lo mismo a dónde sea) te da alas de libertad que te ayudarán a enfrentar de mejor manera la  vida.

Preocúpate menos y ocúpate más

Una puede pasar la vida entera preocupada, ya sea por la plata, el trabajo, los hijos, la pareja, en fin por la vida completa. Preocuparse no sirve más que agotar todas nuestras reservas de energía. Preocuparse no cambia en nada las situaciones, entendiendo esto, comenzarás a aprender a aceptar la vida con todo lo bueno y malo que te pueda brindar.

No seas mártir

No porque te sacrifiques mucho, las cosas resultarán mejor para ti. A veces la vida te pide que hagas sacrificios y está bien, pero no hay que exagerar tampoco. Es imposible pensar que serás feliz si estás todo el tiempo complaciendo a los demás, dejándote de lado.

Elige un trabajo que amas

Hay que ser loca para trabajar por el resto de tu vida o por muchos años en algo que no te gusta o en algo que no te apasiona. La vida siempre te da oportunidades para  poder emprender el camino que  realmente  te hará feliz. Es decisión de una si es lo que tomas o no.

Di lo sientes y lo que te pasa

Lo de decir “no me pasa nada” es algo no sólo infantil, sino que súper poco productivo, porque si no demuestras lo que realmente te pasa, las cosas no pueden cambiar. Hay que ser honesta con una misma y con el resto sobre estas cosas.

Aprende a ahorrar

Es una forma correcta para administrar tu dinero. Una nunca sabe los vaivenes de la vida, y es mejor estar preparada. Nadie dice que no gastes nunca en algo que te guste, pero hay que aprender a reservar para momentos en que lo puedas necesitar, como por ejemplo, para tu vejez.

No malgastes tu tiempo con gente que no te aporta

A lo largo de nuestras vidas conocemos a mucha gente. Y no te sorprendas que si de las 100 personas que has conocido, tan sólo 2 valen la pena. Cuida a esas dos, y dejar ir a las otras 98. No malgastes tu tiempo en gente que no te valora, que no te quiere y que no te acepta con todo lo bueno y malo que  tienes.

Perdona rápido

Todos comentemos errores y no hay que darse tanta vuelta en rencores porque hace mal. Aprende a perdonarte y a perdonar rápido a los demás. Te sentirás libre y podrás comenzar de nuevo una y mil veces sin cargas extra.

Aprende a decir que No

Cuesta a veces y en algunas ocasiones aceptamos cosas que realmente no queremos aceptar. Decir que NO cuando sientes ganas no sólo te liberará sino que además te ayudará a construir relaciones más honestas y saludables.

Que no te importe el qué dirán

Despreocúpate de la opinión del resto sobre tu vida, sobre quién eres o sobre lo que haces.  Cuando haces lo que  te hace feliz, te deja de importar lo que piense el resto.

Que no te afecten las palabras hirientes de otros

Hay que entender una cosa: las palabras de otro te afectan todo lo que  tú permites que te afecten. Si alguien va y te dice “eres una egoísta” y tu sabes y sientes que no es así, que esto no te haga llorar ni te debilite. Nadie dice que no hay que hacer un mea culpa de cuando en cuando, pero hay que saber cuándo. A veces la gente tan sólo quiere hacer daño. No lo olvides.

Entrégate al cambio

Hay cosas que podemos organizar y otras que no. No hay que tenerle miedo a los cambios, porque siempre al final del camino, te darás cuenta que todo resultó incluso mejor de lo que esperabas. No rechazar los cambios de la vida, te hará sentirte más liviana y te hará incluso  tomar mejores decisiones que estás aferrada a viejos modelos.

Ama con todo el corazón siempre

Es posible que tu corazón ya haya sufrido más de algún embate, que alguien te haya hecho daño, que alguien te haya mentido o engañado. Una puede quedar resentida, pero no te demores mucho en sacudirte de ese sentimiento tan negativo que lo único que hace es anclarte al pasado. Perdona y sigue, y cuando menos lo esperes llegará una persona que te motivará nuevamente… a esa persona ámala como si fuese la primera  vez que amas a alguien, entrégalo lo mejor de sí, pero no igual que antes, sino que ahora con más inteligencia y sabiduría.

Comentarios

Jessica Ramos
Acerca de Jessica Ramos (64 artículos)
Periodista con experiencia en medios digitales. Blogger y Directora del blog Historias en mis 30 www.jessicaramos.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*