Conoce cuándo necesitas terapia de pareja para tener una mejor relación

Es un buen momento para acudir a terapia cuando:

· La comunicación de pareja se ha deteriorado: se van a dormir molestos o rabiosos; sólo hablan lo estrictamente necesario; sienten que todo es una queja, crítica, desvalorización o pelea.

· La afectividad se ha empobrecido: sienten una marcada disminución de las muestras de afecto, de atención y de interés; se sienten rechazados, solos, vacíos, desmotivados y/ o desesperanzados.

· Evaden compartir con la pareja al centrarse en el trabajo, en los hijos, en amigos o en su familia de origen.

· Si tú o tu pareja se interesan en una tercera persona o ha sido descubierta una infidelidad.

· Si se ha perdido la confianza; son comunes los disgustos por celos, por mentiras descubiertas o por promesas no cumplidas.

· La diversión y la complicidad de los dos ha desaparecido o ya no se busca.

·  Sienten que no hay un proyecto de vida en común.  Los hijos son la única razón real para divorciarse.

· Existe una marcada disminución el contacto físico por miedo al dolor, por miedo a fracasar o no satisfacer, por desgano, rabia acumulada o por frustración anticipada.

·  Las relaciones sexuales son poco frecuentes o existen problemas asociados a la iniciativa,  horario, expectativas, duración y estilo amatorio.

· La presencia de un trastorno sexual está generando malestar significativo para algún miembro de la pareja.

¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

Conoce a la psicóloga Constanza del Rosario, sus estudios, libros y más