Lo + nuevo

Despertando a la Diosa Erótica

El año 2012 un libro revolucionó las alcobas de las mujeres chilenas: “Las 50 sombras de Grey” Los tres volúmenes de la saga erótica de la virginal Anastasia Steele y el conflictuado y millonario Christian Grey, resultaron ser para muchas el combustible necesario para encender una apagada pasión o para descubrir que en su interior existía una mujer deseosa de descubrir y explorar los elixires de la sexualidad.

Desde mi perspectiva, el éxito de libro se debió en gran parte a que muchas chilenas se sintieron identificadas con la heroína de esta novela erótica-romántica, que seducida por un príncipe negro se “suelta las trenzas”, abandonando su vida racional, para dejarse embriagar con los placeres de la carne. Así muchas, sintiéndose Anastacia Steel, se dieron el permiso de ponerse en contacto con una parte de ellas mismas que creían inexistentes o adormecidas; empatizando con la protagonista cada vez que “la diosa que llevaba dentro…” se sentía excitada o especial. Poniéndolas en contacto con esa vocecita que quería romance pero por sobre todo tenía ganas de pasión y sexo.

La diosa interior de la que hablaba la heroína de la bendita novela, no es otra que la diosa Venus o Afrodita presente en la mente femenina. Un arquetipo universal que es parte de un inconsciente colectivo y que puede estar más activo o inactivo en la psique de cada mujer; ello, en razón de la educación recibida y la cultura donde se encuentre inserta las cuales estimulan que cada mujer se vincule más positivamente con su diosa erótica y se le permita expresarla más libremente o que por el contrario, a través del miedo, la hayan reprimido y relegado al lado más sombrío o desconocido de su psique, por considerarla como un aspecto promiscuo, negativo o peligroso.

La activación de nuestra Afrodita o Venus interior es fundamental para vincularnos positivamente con nuestra sensualidad, sexualidad y atractivo personal, ya que es esta parte de nuestra psique femenina la que nos hace sentir vibrantes, cautivadoras, ardientes y nos motiva a ir hacia el disfrute de los sentidos y de los placeres de la intimidad emocional y sexual. Por el contrario, cuando otros arquetipos -que son más aceptados y valoradas socialmente en una mujer- como el de la diosa madre como Deméter, la diosa estratega como Atenea o la diosa espiritual como Hestia dominan de forma poco equilibrada nuestra psique, puede verse dificultada nuestra motivación hacia el sexo y entorpecido nuestro disfrute sexual, ya que al estar demasiado centradas en la tareas de cuidar a otros, triunfar profesionalmente o controlar nuestros impulsos, tenderemos a evitar la intimidad sexual por estrés, miedo, rechazo, vergüenza o culpa.

Por ello, aprovechando el remezón de las 50 sombras de Grey y el contexto sociocultural que apoya hoy en día a las chilenas hacia una liberación de las angustiantes cadenas que mantenían cautiva a su diosa sexual, podemos potenciar a nuestra Afrodita interior al:

1- Aprender a vivir en el aquí y el ahora y no en la mente que nos llena de preocupaciones.
2- Conectarnos con nuestro cuerpo y trabajar para que éste esté relajado y receptivo.
3- Soltar el deber y darnos espacio para el placer, sin culpas.
4- Estimular nuestros sentidos con fragancias, imágenes, palabras, sonidos, tacto y gustos placenteros.
5- Desarrollar pasatiempos que nos conecten con nuestra sensibilidad como el arte, la música, el baile, la actuación, cursos de masaje o de comida exótica.
6- Conocer nuestros cuerpos, nuestras zonas erógenas y cómo nos gusta ser acariciadas y estimuladas.
7- Tomando consciencia de nuestros deseos y explorando nuestras fantasías sexuales.
8- Animándonos a dar más espacio en nuestra mente al sexo: leyendo literatura erótica, informándonos del tema, animándonos a mantener conversaciones subidas de tono con tu pareja (de forma presencial o virtual) etc.
9- Atreviéndonos a ser más creativas, espontáneas y osadas.
10- Creyéndonos el cuento, sacándole más partido a nuestro magnetismo personal.

¡No lo olvides! La clave para despertar a la diosa erótica que vive en ti, es tener actitud y desafiarte a ti misma pues tal como decía la Venus de Hollywood Marilyn Monroe “Si dejas salir tus miedos, tendrás más espacio para vivir tus sueños”

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com