Lo + nuevo

Educación sexual, cuestión de actitud

La sexualidad es algo que intriga a infantes y adolescentes de diferentes formas. A los primeros como algo relacionado con su vida “cuando sean mayores”, a los segundos con la experimentación de nuevas sensaciones y vivencias eróticas con respecto a su propio cuerpo y el del otro.

En este sentido, niños y niñas así como también adolescentes, están particularmente atentos a las conductas, imágenes e información que padres, madres, medios de comunicación, instituciones y terceros ofrezcan en torno al sexo. ¿Cómo hacer frente a esta situación? ¿Cómo afrontar la educación sexual de nuestros hijos?

Primero que nada es importante tener claro que gran parte de los sentidos y significados que enseñamos a nuestros hijos sobre el sexo, son trasmitidos principalmente a partir de nuestra actitud frente a las relaciones afectivas y sexuales. Es decir, nuestros hijos aprenden principalmente a partir de lo que ven y no únicamente de lo que conscientemente decidimos enseñarles, pues ellos son verdaderamente “esponjas” que aprenden por imitación de nuestras propias reacciones y conductas ante estos temas, tanto de lo que se dice como de lo que no se habla.

En este sentido educar en sexualidad implica que el primer paso sea revisar nuestros propios miedos, deseos, sentimientos y prejuicios frente al tema, y desde ahí reflexionar qué deseamos trasmitir a nuestro hijos. Teniendo en cuenta que lo principal no será la cantidad de información que poseamos o comuniquemos en torno al tema -aún cuando esto sea relevante- sino que por sobre todo nuestra actitud y el tipo de vínculo que establezcamos, basado en la confianza, el respeto y la mutua escucha.

Asimismo, es importante que utilicemos nuestros conocimientos, experiencias, dudas y miedos para establecer una conversación más profunda y cercana; y que estemos dispuestos a que nuestros hijos no se limiten a escuchar y asumir pasivamente nuestros discursos, por el contrario, animarlos a expresarse, a preguntar y opinar, para hacer de estas conversaciones aprendizajes significativos.

No tengamos miedo de no manejar todas las respuestas, porque la sexualidad es un tema que difícilmente se agota y entorno al cual nunca se deja de aprender, ya que los tiempos, las relaciones, los cuerpos y las prácticas cambian constantemente, enfrentándonos inevitablemente -como seres sexuados y como padres- a nuevos desafíos y demandas educativas, siendo la clave principal para triunfar en este camino nuestra disposición a educar, a escuchar y a aprender.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com