Lo + nuevo

¿Es la persona indicada para mí?

A la hora de elegir pareja es importante que le pongamos algo de cabeza a nuestro corazón y/o a nuestro genital. Valiéndonos de nuestra experiencia y siendo sinceros con respecto a lo que necesitamos, podremos filtrar de mejor manera y así elegir a la persona indica. Lo importante es no precipitarse y recordar que “todo lo que brilla no es oro”.

A continuación les dejo algunos puntos importantes a examinar, a la hora de elegir la persona indicada para ti.

Atractivo: Es importante que quien elijamos nos resulte atractivo, pero no podemos reducir el éxito futuro de la relación a la química, atracción o pasión. Si bien estos elementos hacen más gratificante la relación, no la sustentarán en el día a día. Por ello, pregúntate ¿esta persona que te resulta atractiva te cae suficientemente bien como para convivir con ella el resto de sus días?¿Lo conoces lo suficiente como para contestarte esto? Recuerda que la mayoría de nosotros nos sentimos atraídos a lo nuevo, por lo que fácilmente podríamos sentirnos apasionada hacia un nuevo ser que entra en su vida y por las posibilidades que ofrece un nuevo romance, simplemente porque rompe con nuestra rutina y como dice el dicho “toda escoba nueva barre bien”. Pero la pregunta es ¿cree usted que seguirá encantada con este ser en el largo plazo? ¿Cuáles son esas características claves que la hacen seguir motivada en una relación y cuales tienden a desmotivarle?¿ya chequeó que estás características son parte de la conducta usual del pretendiente?

Equilibrio: Las personalidades pueden generar armonía, neutralizarse, potenciarse o chocar, por lo cual es importante preguntarte si ¿esa persona es un buen complemento para ti como pareja? Es decir, si esa persona saca lo mejor de uno mismo, te estimula a crecer y ser una persona más integra, completa o equilibrada o por el contrario te estanca, autolimita o hace que aparezca lo peor de ti. Esto lo que podrás observar a través de las conductas, pensamientos, hábitos o emociones saludables o insalubres que aparecen desde que estás saliendo con esa persona.

Comodidad: Algo fundamental a la hora de elegir pareja, es elegir a alguien que te haga la vida fácil, segura y confortable. Ya es suficiente con lidiar con los problemas del día a día como para hacer de nuestra relación, otro estresante. Por lo cual es importante que te preguntes ¿te sientes cómodo junto a esa persona? ¿Sientes que puedes ser tu misma y sentirte valorada? O ¿andas pisando huevos a cada momento, porque tienes miedo de cómo podrá reaccionar? O ¿Has subido al otro en un pedestal y tú te sientes menos, esforzándote por agradar? Si te estás esforzando demasiado y dejando de ser tu misma, probablemente esta persona no es la indicada para ti.

Disponibilidad emocional: ¿Qué sabes de su vida sentimental? ¿Ha tenido relaciones largas y comprometidas? ¿Tiene intensiones de establecer una relación seria en el corto plazo o está pasando por una época de no compromisos? ¿Hace cuanto que terminó su última relación sentimental? ¿Cómo se encuentra con ese tema? Etc. Todas estas son preguntas que te ayudarán a saber si esa persona está emocionalmente disponible o no y esto es clave si tú estás en búsqueda de alguien con quién establecer una relación a largo plazo.

Confianza: ¿Es coherente lo que dice con lo que hace? ¿Cumple con su palabra? ¿es abierto y honesto? ¿te ofrece exclusividad? ¿Te otorga la seguridad que necesitas? Estas son preguntas importantes que te realices ya que la pieza clave para el establecimiento de un vínculo solido es la confianza, es en esta tierra fértil de dónde surgen las relaciones sanas y de calidad; cuando esto no está presente la relación se vuelve un núcleo generador de angustias y conflictos.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*