Lo + nuevo

Los límites en la actividad sexual

Por nuestra seca y querida Japi Jane en http://blog.japijane.cl/

Muchas veces me han preguntado en relación a algunas prácticas sexuales ¿Está bien hacer esto o está mal? Qué hacer y qué no en la actividad sexual es una decisión personal. Mientras exista respeto por uno mismo y por con quien (o quienes) se está, entre adultos cada cual es libre de hacer lo que desee. Sin embargo muchas veces esas preguntas apuntan por un lado a ciertos límites impuestos por una educación sexual represiva y por otro a la presión de la pareja por realizar cosas que no necesariamente uno desea.

En relación a los límites de nuestra educación creo que es fundamental el ser coherente con los propios valores, sin embargo estos pueden cambiar en relación a algunas normas morales que nos inculcaron. Por ejemplo, hay personas a las que les dijeron que debían llegar vírgenes al matrimonio y luego se dan cuenta de que eso no les acomoda. Ante eso es bueno preguntarse ¿Lo que me dijeron mis padres/escuela/religión sobre lo que debía ser la sexualidad me sigue pareciendo correcto? Y luego actuar desde los valores personalmente se sientan adecuados, que pueden incluir o no lo que nos han enseñado.

Otra pregunta que puede surgir es: ¿estando en una pareja que hacer si uno de los dos quiere realizar una práctica sexual y el otro no? En este punto es importante considerar que el estar en pareja no otorga el derecho sobre el cuerpo y la sexualidad del otro. Es decir no porque exista una relación la otra persona está obligada a realizar algo que no desee. Es cierto que en pareja a veces se puede hacer algo sin que sea lo que a uno más lo excita por hacer sentir placer al otro. Sin embargo esto debe ser siempre libre y consentido, no bajo presión. Pero si ya se convierte en algo que produce desagrado o uno se siente presionado/a es momento de decir que no y no obligarse a realizar cosas que no se quieran hacer.

Algunas personas piensan que si se inició una actividad sexual es obligación del otro continuar aunque en algún momento ya no se quiera, como si iniciar estableciera un compromiso de llegar hasta la penetración. Sin embargo no es así, cada individuo es libre de decir que no en cualquier momento de la actividad sexual, incluso si ha participado antes activamente, si por algún motivo ya no desea seguir. Presionar para que una persona continúe cuando ya no quiere es ser violento sexualmente. Nadie tiene derecho a obligar a otro a realizar algo que no desea incluso si la otra persona comenzó la búsqueda sexual o si es la pareja estable.

 

Comentarios

Japi Jane
Acerca de Japi Jane (4 artículos)
Japi Jane es un espacio destinado a aumentar el bienestar sexual de los chilenos entregando felicidad, ampliando las opciones existentes en el mercado erótico, estimulando una conversación honesta y entretenida, fomentando una sexualidad sana, libre y placentera para todos.
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*