Lo + nuevo

Para las parejas

Una de las preocupaciones más comunes de los hombres que tienen alguna disfunción sexual es que les preocupa que su pareja se culpe a sí misma y sienta que podría ser parte del problema. Si un hombre tiene algún tipo de disfunción sexual (por lo general la disfunción eréctil o la libido baja), la pareja a menudo piensa algo como: “Él realmente no quiere tener sexo conmigo”, “Él ya no se siente sexualmente atraído por mí”, o incluso “ya no soy atractiva”.

Es muy común suponer que los problemas sexuales de la pareja están conectados de alguna manera a uno mismo. Después de todo, los buenos tiempos en las relaciones sexuales tienen mucho que ver con uno! Es muy estresante cuando un asunto sexual parece surgir de la nada. Algo debe haber cambiado – pero ¿qué? La realidad es que las disfunciones sexuales son problemas médicos enraizados en condiciones médicas y no son un reflejo de cómo un hombre se siente sexualmente por su pareja. La excitación no es igual a erección.

Este punto es más evidente en otros problemas médicos. Las personas no tienden a sentirse responsables de las enfermedades del corazón, diabetes o artritis de sus parejas. Por lo tanto, la comprensión de la disfunción sexual significa aceptar que hay una condición médica causándola. Muchas mujeres le preguntan a sus parejas si ya no se sienten atraídos por ellas, aumentando así la ansiedad y presión de ellos por su situación.

También es normal que la pareja quiera ayudar a solucionarlo. Muy a menudo, los hombres se resisten a recibir ayuda o incluso a plantear el tema por vergüenza, humillación, ira o frustración. Los sentimientos de fracaso sexual son muy poderosos para muchos hombres y pueden incluso hacerlo dudar de quién es como persona. Algunos hombres pueden expresar la ira – incluso con su pareja. La mayoría de los hombres tienden a retirarse emocionalmente, ya que todos los pensamientos sexuales le recuerdan sus fracasos.

Muchas mujeres no pueden entender por qué sus parejas evitan todo contacto sexual. Dicen algo así como “Hay mucho más que podemos hacer – pero él ni siquiera quiere probarlo!”. Muy a menudo, los hombres sienten que incluso la más mínima caricia o masaje en la espalda es un preámbulo al sexo, recordándole al instante sus fracasos. Este recordatorio puede ser extremadamente doloroso por lo que muchos hombres encuentran que la mejor técnica de afrontamiento es evitar el contacto por completo.

Siempre animamos a las parejas a mantener el contacto. Muchos hombres se muestran muy contentos de dar a su pareja un masaje si ésta se los pide. La idea de dar un masaje implica por lo general una presión mucho menor que la idea de tener relaciones sexuales – a pesar de que el masaje es en realidad una forma de sexualidad! También animamos a las parejas que están lidiando con la disfunción eréctil a dejar de tratar de conseguir una erección. Juego, sin una agenda o una meta, es generalmente la mejor manera de pasar un gran tiempo juntos, manteniendo las expectativas de rendimiento fuera de la foto.

Si bien las relaciones sexuales puede ser un reto por un tiempo, el sexo en su sentido amplio y la intimidad no deberían serlo. Mantengan la conexión, mantengan el juego, mantengan la sexualidad. Déjenos a nosotros cuidar de la función!

http://www.mazemenshealth.com/blog/category/sexual-education/

Comentarios

Maze Mens Health
Acerca de Maze Mens Health (4 artículos)
Equipo multidisciplinario dirigido por Michael A. Werner, urólogo certificado por el consejo especializado en salud sexual y reproductiva. Maze Men´s Health siempre se ha centrado en hacer una diferencia en la vida de los hombres. Trabajando en equipo, nos acercamos a cada área de nuestra práctica desde la compasión, la sofisticación médica y una apertura a nuevas técnicas. Creemos que esta es la mejor manera de asegurar los mejores resultados posibles para nuestros pacientes.
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*