Lo + nuevo

Pasos para conseguir una verdadera limpieza desintoxicante

  1. Practica Mindfullness cuando comes:

Durante esta semana, presta especial atención cuando sientas hambre y cuando estás saciado. Comer conscientemente. Esto significa admirar los colores, los aromas y el gusto individual de cada uno de los alimentos. Masticar 30 a 40 veces antes de tragar, lo que permite a tu intestino hacer menos trabajo.

Apreciar que en cada comida estás siendo nutrido y tu cuerpo está siendo alimentado. Cuando comes con mindfullness, lentamente y con reconocimiento, no sólo ayudas a tu metabolismo, sino que ayuda además a moderar tu respuesta al estrés, porque la práctica de comer consciente se convierte en una meditación.

  1. Incorporar grasas saludables.

Tu cuerpo es eficiente y descompone grasas saludables en combustible, y, por tanto, ayuda a tu metabolismo y a tus niveles de energía. Consume grasas saludables esta semana, entre las que se incluyen: palta, productos de coco (aceite, mantequilla, cereales, harina y leche), aceite de girasol, el aceite de oliva, aceite de sésamo, y el omega 3 aceites que se puede obtener de hígado de bacalao, el krill, y el salmón.

  1. ¡Muchas verduras!

Las verduras no sólo te proporcionan vitaminas y minerales esenciales, también ofrece la fibra que tu cuerpo necesita. Ten como objetivo el llenar tu plato con verduras tan seguido como le sea posible. Mientras más colorido, será más probable que te nutras de antioxidantes, vitaminas y minerales. Durante tres días de tu limpieza, yo recomiendo comer sólo verduras cocinadas o al vapor, ya que son más fáciles de asimilar por el cuerpo.

  1. Comer frutas en pequeñas cantidades.

Mantenga su consumo de frutas de forma moderada, para elevar los niveles de insulina. Dos porciones al día debería ser suficiente, algunas frutas ideales bajas en azúcares son las frambuesas y arándanos.

  1. Boom de proteínas.

Usa las legumbres, huevos, semillas, carnes y pescado como tu fuente de proteínas. Para la limpieza, es bueno comer porciones pequeñas de proteínas por día, pero de variada cantidad. De este modo el intestino trabaja menos.

  1. Promover salud intestinal con probióticos.

Un instinto sano significa tener billones de buenas bacterias que vivan ahí, para potenciar la digestión y promover un sistema inmunológico saludable. Comer procesados y comidas rápidas, trae consigo altos niveles de estrés, así como el consumo masivo de medicamentos puede promover la pérdida de la microflora y un desequilibrio a nivel instestinal.

  1. Hidratarse con agua de limón:

Este bebestible es conocido por su calidad desintoxicante y de vitaminas que aporta al cuerpo. Además si por la mañana, en ayunas, se le agrega una pizca de jengibre molido ayudará a activar el cuerpo y despertar!

Comentarios

Javiera Gajardo
Acerca de Javiera Gajardo (101 artículos)
Periodista, Blogger e Instructora Integral Pilates Escribo de comida, tendencias, decoración y vida saludable. ¡Si nuestro corazón y mente están bien, nuestro cuerpo también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*