Lo + nuevo

Por qué defender un parto vaginal

La naturaleza, de manera precisa y perfecta ha destinado el nacimiento de los mamíferos a través del canal vaginal. Gracias a la profunda interrelación de los mecanismos que convergen en este tipo de parto, es posible favorecer la adaptación del retoño al nuevo entorno, apoyar la recuperación posterior de la madre y despertar el instinto materno para asegurar la crianza. Es un saber celular, innato y presente en toda mujer, que fluye cuando es requerido.

Sin embargo, en el inconsciente colectivo se encuentra profundamente arraigada la creencia del dolor desgarrador del parir, reforzada por lo que eventualmente nos describieron nuestra madre y parientes, la creencia popular, la integración religiosa del parir como un castigo; las imágenes desde el cine y teatro, inclusive desde verbalizaciones como “ufff, fue un parto” haciendo alusión a algo complicado, molesto, eterno y doloroso.

Adicionalmente, el parto es considerado como una condición médica, donde se requiere de la experticia de otros, para que suceda sin riesgos.

A partir de esta contundente sombra, resulta natural que cada futura madre se enfrente al miedo de vivir esta experiencia y eventualmente “decida descansar de este estrés” en la alternativa quirúrgica, que asegura no sentir el “famoso dolor del parto”, pero que no advierte del dolor posterior, los riesgos y su impacto en la respuesta de maternaje.

Si bien es cierto, las cesáreas salvan vidas y es una bendita tecnología cuando se requiere, los niveles de cesárea en Chile están por sobre la recomendación de la OMS, es decir, que supera con creces el 15%.

A continuación, se describen las ventajas del parto vaginal, para ayudar a comprender por qué el parto vaginal es el mejor camino para nacer:

  1. Proceso integrado en la corporalidad femenina, que representa la forma más saludable y adecuada para el nacimiento. No necesitas aprenderlo, solo permitir que suceda.
  2. La mujer vive la experiencia como protagonista, involucrada integralmente al proceso, sintiéndose empoderada y receptiva, lo que repercutirá en su recuperación posterior y desempeño como madre.
  3. Posee un ritmo adecuado en el que convergen procesos biológicos y químicos que garantizan el bienestar del bebé y la madre con muy bajos riesgos.
  4. El paso del bebé por el canal vaginal estimula sus pulmones y lo envuelve en la flora bacteriana materna, que será su registro inicial para, que en complemento con la toma de calostro, se estimule el funcionamiento de su sistema inmune.
  5. Hormonalmente madre y bebé, son apoyados orgánicamente para el proceso inmediato al parto: la lucidez y enamoramiento de la madre por su bebe, la alerta tranquila del bebe observante, favoreciendo el inicio de una buena vinculación.
  6. La recuperación posterior de la madre es rápida.
  7. El parto vaginal es absolutamente compatible con el establecimiento de una lactancia exitosa (en la medida que te mantengas con tu bebé).
  8. Menores riesgos para la madre: menor pérdida de sangre que una cirugía; menor posibilidades de infección uterinas, de una lesión en los órganos próximos como vejiga o intestino, menor alteración en la posición de la placenta en un futuro parto, menor riesgo de placenta previa y embarazos ectópicos en embarazos subsecuentes.
  9. Otorga la libertad para un siguiente parto vaginal sin contraindicaciones médicas. Una cesárea convencionalmente te obliga a cesáreas posteriores; aunque desde una mirada más integral, es posible tener un siguiente parto vaginalmente si no hay causas concretas que justifiquen riesgos.

Comentarios

Valeria Escobillana
Acerca de Valeria Escobillana (22 artículos)
Doula, Consejera Lactancia y Terapeuta Floral Instructora de Kundalini Yoga Especialista en yoga Pre Natal/Post Natal/ Masaje y Yoga Bebé Mail: mujeres@satya.cl
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*