Lo + nuevo

¿Por qué los niños comienzan a mentir?

Las primeras mentiras en los niños comienzan entre los 3 y 5 años de edad, pero al contrario de cómo se piensa no tiene que ver con que quieran engañar a quien están diciendo la mentira, sino mas bien está directamente relacionado con el desarrollo del lenguaje y pensamiento que adquieren los niños a esta edad, ya que en esta etapa de su vida son capaces de pensar algo que no es cierto o que no ha pasado y expresarlo a través del lenguaje adquirido.

Esto, debido a que cuentan con herramientas y estrategias lingüísticas para mantener una conversación, lo que les permite jugar con el lenguaje y transmitir algo que no necesariamente es cierto, asociado esto también al pensamiento mágico que presentan los niños de esta edad. Por esto es importante no preocuparse en extremo cuando un niño entre los 3 y 5 años miente, a menos que se convierta en un hábito y lo utilicen para conseguir lo que quieren. Sin embargo, después de los 5 años ya el niño es consciente de la diferencia entre la verdad y la mentira, aunque no tiene claro que mentir es incorrecto.

Otro motivo por el que los niños mienten es para evitar un castigo o por imitación, por esto es importante que los adultos no le mientan al niño, ya que lo integran como una conducta normalizada. Otro factor puede ser que las exigencias de los padres son tan altas que mienten para evitar defraudarlos. Además se puede utilizar como una forma de llamar la atención, ya que se siente poco observado y desatendido.

¿Qué puedo hacer para que mi hijo no mienta?

  • Como primera recomendación debemos recordar que mentir es parte del proceso madurativo de un niño.
  • Como padres debemos inculcar en nuestros hijos valores como la honestidad y sinceridad, para que así comprendan que no es una conducta esperable.
  • Debemos tratar de averiguar por qué el niño está mintiendo para distinguir si es una conducta problemática.
  • No mentirles, es ilógico esperar que no mientan si somos nosotros mismo los que les mentimos en ocasiones, dar el ejemplo es primordial.
  • Darles confianza a los niños para que se sientan cómodos y puedan conversar lo que desean sin miedo.
  • Es importante explicar al niño la diferencia entre decir la verdad y la mentira, ya que así integrará estos conceptos de forma correcta.
  • Reforzar de forma positiva a un niño cuando dice la verdad, así le mostramos lo positivo que es ser honesto.
  • No reaccionar de forma desproporcionada o agresiva frente a una mentira, ya que esto genera miedo en el niño y para evitar reacciones como esta en sus padres puede utilizar la mentira de forma recurrente, es mejor utilizar castigos medidos.

Comentarios

Camila Serrano
Acerca de Camila Serrano (9 artículos)
Psicóloga desde el 2010, © Magíster en Psicoterapia Integrativa, en formación como terapeuta de flores de Bach, me dedico actualmente a la terapia infanto juvenil, sin dejar de lado que esta requiere el trabajo con adultos. Amo mi trabajo y lo llevo a cabo con amor y pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*