Lo + nuevo

Post-parto: Ellos también pueden tener menos ganas

Tras el parto las hormonas no colaboran mucho para que nosotras tengamos deseos de intimidad sexual, la prolactina además de disminuir nuestra libido nos tiene absolutamente “secas” de modo que lubricarse se torna casi un imposible. A ello, sumémosle la falta de horas de sueño, el sentirnos poco atractivas con nuestro cuerpo actual y el estar todo el día en son de nuestro adorado pero exigente bebé. En tales condiciones la intimidad sexual se vuelve algo poco atractivo y motivante. Pero esta situación, no es exclusiva de nosotras, muchos hombres tras el parto no están “que cortan las huincha” por sexo, por el contrario, están tan desmotivados como muchas.

Así lo sugiere un estudio publicado recientemente en la Journal of Sexual Medicine. La investigación realizada por la Universidad de Michigan que examino la vida sexual de 114 hombres durante los tres primeros meses tras el parto, mostraron que ellos también experimentan una inhibición de su deseo sexual pero que no refería a factores hormonales ni que no encontraran atractivas a sus parejas por cómo lucían tras el parto, sino que estaban fuertemente relacionados a cuan implicados estaban con los cuidados de la criatura recién nacida. De hecho, los investigadores encontraron que la fatiga y el estrés era el factor medular de esta baja del deseo sexual masculino.

Entonces ¿Qué hacer como pareja para vivir de mejor manera el periodo post-parto?

Lo primero, implicarse ambos en las tareas de cuidado y crianza, ya que al parecer ello nivelará las necesidades sexuales de ambos, de modo que no haya uno con muchas ganas y otro con muy pocas.

Segundo, redefinir la intimidad, desplazar la actividad coital como “el acto sexual verdadero” y comenzar a darle un rol protagónico a gestos como abrazar, besar y tocar de manera sensual más que sexual.

Tercero, pedir ayuda. Hay que perder la vergüenza y el miedo a pedir el apoyo de familiares, niñeras o gente de confianza para poder tener un momento a solas y así poder reconectar, estos momentos de dos serán una importante semillita para la motivación a una mayor intimidad futura.

Cuarto, hablar de qué nos ayudaría a encender la chispa y ser proactivos con respecto a ello. Ello implica, tomarse el tiempo para evaluar lo que me excita y energiza actualmente, así como puedo automotivarme a una mayor intimidad psicofísica con mi pareja.

Quinto, aproveche todo posibilidad de descanso y apóyense para que mutuamente para lograr cada quien tenga al menos un espacio de autonomía y relajo con respecto al bebé, porque vivir pegado a alguien, mata todo tipo de pasiones.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com