Lo + nuevo

4 Prácticas que te ayudarán a lidiar con tu ansiedad día a día

  1. Maneja tus pensamientos catastróficos.

La gente ansiosa, tiende a verse atrapada por sus pensamientos catastróficos; desencadenados  por una situación externa o por una sensación interna que enciende el teatro mental.

 Para comenzar a manejar tus pensamientos catastróficos, fíjate que te estás contando e intenta tomar perspectiva y  conciencia de que no estás viendo la realidad con objetividad, sino que te estás poniendo en el “peor escenario” y eso, claramente no traerá paz y equilibrio a tu vida, ni te ayudará a prevenir ningún tipo de sufrimiento. Lo único que logra es que te angusties, te descontroles y te vuelvas irracional. Incentivando que tu cerebro produzca cortisol, sobreactive tu sistema simpático y tense todo tu cuerpo.

Intenta evitar o detener el impulso tu mente de contarte historias sobre el futuro o las mente de los demás. Mantente centrado en el ahora y en la información que tienes a mano en este momento y piensa, siente y actúa a partir de la realidad fáctica sin que tu mente comience a jugar contigo planteándote un sin fin de hipótesis poco constructivas y desalentadoras.

  1. Arriésgate a tomar una decisión

Ya sea que se trate de una decisión importante como que carrera estudiar, o algo simple como qué cocinar para hoy que vienen visitas, las personas ansiosas tienden a sentirse paralizados, confundidos y necesitados de apoyo para decidir. Y generalmente, terminan postergando una y otra vez, el decidir por miedo a equivocarse.  Y el no decidir, postergar y no resolver aumenta su ansiedad.

Hay que arriesgarse a tomar algún camino de acción. Sin pensar si nos equivocaremos o no; sino que a partir de lo que nos hace más sentido aunque no nos asegure éxito. La filosofía tiene que ser “toma riesgos y conquista tus miedos”

  1. Desconectate de la tecnología.

Si quieres estar más calmo y menos ansiosa, es fundamental, que a  tu mente le des un descanso diario de  la tecnología, particularmente de la televisión, el computador y el celular. ¿Por qué? Porque el uso de este tipo de tecnología tiende a acelerar la mente y a disociarnos del cuerpo. Y a mayor velocidad mental y menos conexión corporal, mayor ansiedad.

   4. Medita

Aunque resulte majadera con el tema: meditar es clave para la salud mental de cualquiera, pero particularmente lo es para la gente ansiosa. ¿Por qué? Porque las prácticas meditativas activan nuestro sistema parasimpatico, encargado de la calma y el relajo. Y la ansiedad es justamente el resultado de la hiperactivación del sistema simpatico que es antagónico al parasimpatico. Ahora recuerda, que meditar no es tener la mente en blanco, sino que el proceso que te ayuda a desacelerar tu mente, conectarte con tu cuerpo y tu ahora y a no afectarte por tus pensamientos al tomar perspectiva de éstos.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*