Lo + nuevo

Qué ocurre en nuestro cerebro con el sexo

Recientemente me contacté con un periodista que estaba realizando una investigación en la que encuestaba sobre las diferentes maneras de mejorar la salud del cerebro. Estoy seguro que muchos de los que respondieron a su investigación hablaron sobre la dieta, el ejercicio, la meditación, y una serie de suplementos para fortalecer la salud del cerebro. Con esta investigación, vi una oportunidad de oro para mostrar cómo nuestra sexualidad tiene profundos beneficios para el cerebro y la vitalidad del sistema nervioso.

La actividad sexual (tanto solo como emparejado) estimula la glándula pituitaria para secretar una serie de hormonas beneficiosas tales como la hormona del crecimiento y las hormonas que promueven el funcionamiento equilibrado de varias glándulas endocrinas tales como las glándulas sexuales las cuales a su vez producen estrógeno y testosterona (claves para nuestra sexualidad). El sexo también estimula directamente varias áreas del cerebro, incluyendo las áreas visuales, emocionales y de actividad.

El estrógeno está vinculado al crecimiento de células en el cerebro, la estimulación del hipocampo que produce sus propias hormonas sexuales y juega un papel importante en la memoria a largo plazo, el aprendizaje, la orientación y la navegación; el estrógeno aumenta la concentración de neurotransmisores como la serotonina (responsables de mantener el equilibrio del estado de ánimo) y dopamina (ayuda a controlar los centros de recompensa y placer del cerebro y regula el movimiento y las respuestas emocionales, y nos permite no sólo identificar las recompensas, sino para tomar medidas para llegar a ellas); aumenta el flujo de sangre en el cerebro; el estrógeno puede prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer y parece aliviar los efectos de la enfermedad de Parkinson; e incluso mejora la capacidad de soportar el dolor. El estrógeno promueve el control motor fino, la coordinación motora, la regulación del humor, la función cognitiva, la regulación cardiovascular, así como la neuroprotección.

La testosterona mejora el estado de ánimo, la autoestima, la vitalidad, la capacidad visuo-espacial, y la cognición en general. Habilidades de memoria y atención están claramente influenciadas por esta hormona que también aumenta los niveles de dopamina, y tiene un efecto similar a los estrógenos, sobre la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Nuestra sexualidad tiene un profundo efecto en nuestra salud y la función cerebral por lo que debiésemos esforzarnos por mantener sexualidad robusta en nuestras vidas.

Comentarios

Dr. William Kolbe
Acerca de Dr. William Kolbe (2 artículos)
Me interesé en la sexualidad oriental mientras servía como voluntario del Cuerpo de Paz en El Salvador a finales de los 70. Durante este tiempo, me afilié a la Escuela Gnóstica en San Salvador y recibí clases en sueño lúcido, proyección astral, y sexualidad transformacional. A través de estas enseñanzas y aplicaciones prácticas, el curso de mi vida cambió drásticamente, comenzando a cuestionar los paradigmas sexuales occidentales. Las doctrinas recogidas a partir de los antiguos taoístas, hindúes y egipcios me han permitido potenciar mi propia vida y sexual y la de muchísimas personas con las que he trabajado.
Contacto: Sitio web

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*