Lo + nuevo

Razones por las que recomiendo tener una doula

  1. Será tu defensora durante todo el embarazo y el parto.

Las doulas no sólo se presentan en el nacimiento, están durante todo el embarazo de una mujer, una doula puede ayudar a una madre a mantenerse saludable mediante el uso de nutrición, ejercicios de yoga, Pilates y otras técnicas. Por otro lado, ayuda a tener un plan de parto deseable para la madre, evitando que el médico pueda intervenir en demasía estas decisiones.

  1. Son entrenadoras en técnicas de manejo del dolor natural.

Las doulas son experimentadas en los métodos que pueden ayudar a disminuir los niveles de dolor. Incluye hipnosis suave, técnicas de respiración, masajes prenatales utilizando puntos de acupresión, ayudando con posiciones corporales y reduciendo la presión sobre el nervio ciático. En esto, un estudio americano del 2012, comprobó que gracias a las doulas, se disminuyó en un 9% el uso de calmantes en embarazadas.

  1. Se reducen las cesáreas.

Está claro que las cesáreas son necesarias en algunos casos, pero ya sabemos también la enorme tendencia que hay por parte de los médicos de realizarlas por no querer esperar el trabajo de parto, o bien por facturar unos pesos más luego de la operación.

Cada vez estamos aprendiendo más sobre los beneficios de tener un bebé mediante parto natural. Abogando por el paciente y el plan de parto que ésta prefiere, un estudio de 2013 encontró que las posibilidades de una cesárea bajan en un 40% en nacimientos apoyados de una doula.

  1. Ayudan a ajustarse a la vida después del parto.

Las doulas no sólo ayudan en el momento del nacimiento, sino que también en el posparto también son entrenadas para ayudar con la lactancia materna, la vinculación madre-bebé, las relaciones con otros miembros de la familia, formación del sueño, entre otras cosas. Puede complementar apoyo de profesionales de la medicina por ser una guía permanente y ayudar a mano toda la experiencia de ser madre nuevo.

  1. “Capacita” a las madres primerizas.

El tema del dolor, la gestión y los planes de un nacimiento saludable son aspectos muy importantes para la madre. Pero una doula también está para el apoyo emocional. El trabajo de una doula es empoderarte del embarazo en la maternidad, haciendo que la mujer se sienta fuerte y capaz en su nuevo rol. De hecho, algunos estudios muestran que las madres que trabajaban con una doula tienen menos sentimientos negativos y que su presencia impacta positivamente a la madre y su conexión con el menor.

Comentarios

Acerca de Bárbara Bobadilla (6 artículos)
Psicóloga Clínica y Laboral. Actualmente vivo en Curicó (VII región) y soy la futura mamá de un chinito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*