Lo + nuevo

Reconoce tu tipo de estrés y descubre cómo nivelarlo

Pongámonos en el caso de que a Ana, Paula y Francisco, todos compañeros de trabajo. Los llaman desde la oficina de gerencia, los sientan frente al director y les anuncian que serán desvinculados de sus trabajos por necesidades de la empresa. Los tres acuden a sus puestos de trabajo, sacan sus cosas y se dirigen a sus casas.

Pasan los días y Ana no puede dormir debido a la ansiedad de estar sin trabajo, por otro lado Paula siente rabia y odio por su jefe, compañeros de trabajo y clientes, y Francisco se la pasa en la televisión, comiendo de todo y saliendo por las noches para evitar la realidad.

¿Qué quiero decir con esto?, que ante un mismo hecho, las personas podrán reaccionar de maneras muy diferentes ante el estrés provocado.

El Ayurveda ofrece, para determinados estilos de vida, dietas, hierbas y tipo de ejercicios de Pilates o Yoga para brindar soluciones a cada individuo. Lo uw no sólo puede disipar la tensión, sino también ayudar a construir una base para una paz más duradera en la mente.

¿Cómo sabemos cuando tenemos un desequilibrio? Los expertos aconsejan visitar a un médico especialista en Ayurveda, quien hará una evaluación basada en el pulso cardíaco, evaluación de la lengua y su historia personal. Como la ayurveda tiene muchas sutilezas, es difícil hacer una autovaloración; ya que la tentativa de reducir el estrés usando un diagnóstico incorrecto podría traer resultados aún peores.

Sin embargo, los desequilibrios basados en los Doshas (ingresa acá para ver a qué grupo perteneces) tienen ciertos síntomas mentales y físicos generales, que a menudo podemos reconocer en nosotros y trabajar sobre ellos. Acá algunos:

Vata:

  • En su mejor momento: pensadores creativos y rápidos.
  • Desequilibrado: propenso a la distracción, ansiedad, preocupación, pérdida de peso, rechinamiento de los dientes, insomnio y estreñimiento.
  • Alimentos amigables: alimentos cálidos como arroz, trigo, nueces y productos lácteos; evitar los alimentos crudos como ensaladas y alimentos secos y aireados como palomitas de maíz.
  • Hierbas curativas y aromas: jengibre, canela y cardamomo.
  • Yoga recomendado: Práctica lenta y meditativa, como Tadasana, Vrksasana, BalasanaPaschimottanasana, Halasana; centrarse en la respiración.
  • Otros consejos: Agregar música suave o una cinta de meditación guiada para tu práctica; masaje de aceite caliente (con aromas) sobre el cuerpo antes de ducharse y en las plantas de los pies antes de acostarse.

Pitta:

  • En su mejor momento: centrado, conducido y orientado; natural estado de alerta, inteligente y perseverante.
  • Desequilibrado: ataques de ira, arrebatos, crítica, migrañas, úlceras, inflamación de la piel y ardeduras en las manos y  pies.
  • Alimentos amigables: alimentos fríos como pepinos, melones y verduras heladas; evitar los alimentos picantes y astringentes, como ajíes, rábanos, tomates, arándanos y pomelos.
  • Hierbas curativas y amoras: jazmín, lavanda y rosa.
  • Yoga Recomendado: Hatha suave, vinyasa suave, restaurador o Iyengar; realizar giros y piernas dobladas sentados hacia adelante como Baddha Konasana, Janu Sirsasana y Paschimottanasana ; evitar realizar yoga a la hora de máximo calor del día.
  • Otros consejos: Inhalar por la fosa nasal derecha y exhalara por la izquierda. De este modo enfriaremos el cuerpo por dentro.

Kapha:

  • En su mejor momento: leal, conectado a la tierra y paciente; sentido interno de la estabilidad y satisfacción que demuestra como compasión y calidez hacia los demás.
  • Fuera de Balance: terco, letárgico, posesivo, deprimido, propensa a comer en exceso y resistente al cambio.
  • Alimentos amigables: alcachofas, berenjena, brócoli, cerezas, arándanos y peras; evitar dulces y frutos secos; vigilar cuidadosamente la cantidad de alimento.
  • Hierbas curativas y aromas: incienso y romero.
  • Yoga recomendado: producir calor, el vigoroso movimiento del saludo al sol, dobleces corporales y las inversiones o torsiones de columna; practicar poses de apertura de pecho, como Dhanurasana y Ustrasana  y apertura del corazón, como Matsyasana para contrarrestar la depresión.
  • Otros consejos: utilizar técnicas de respiración Pranayama y la respiración alternada para lograr equilibrio corporal; esto sumado al canto de un mantra puede ayudar a combatir el letargo.


Comentarios

Javiera Gajardo
Acerca de Javiera Gajardo (101 artículos)
Periodista, Blogger e Instructora Integral Pilates Escribo de comida, tendencias, decoración y vida saludable. ¡Si nuestro corazón y mente están bien, nuestro cuerpo también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*