Lo + nuevo

Satisfacción sexual… muy valorada y mal entendida

La satisfacción sexual es un componente clave del bienestar personal y de pareja. Sin embargo, sorprendentemente, nuestra comprensión de qué significa satisfacción sexual suele ser bastante confuso, vago e incompleto; ya que en sí mismo es un concepto difícil de definir y de limitar a un tipo de medición especifica como:

  • El número de orgasmos por relación sexual.
  • La cantidad o clase de orgasmos que tienes con respecto a un tiempo pasado o una relación anterior.
  • La intensidad del orgasmo.
  • La calidad de la interacción sexual previa al orgasmo.
  • Los sentimientos de intimidad y cercanía emocional derivada del sexo, independientemente del orgasmo.
  • La estrategia de seducción previa a la actividad coital.
  • El tiempo dedicado a caricias y besos; etc.

En la práctica cuesta definir qué es satisfacción sexual, ya que no se le puede reducir al resultado de una actividad o una meta objetiva-especifica sino que es el resultado emergente de un proceso multifactorial, interactivo y subjetivo.

En este sentido la investigadora española María Sánchez Fuentes y sus colegas publicaron en 2013 un resumen de los resultados obtenidos en 197 estudios científicos en torno a la satisfacción sexual, realizados entre 1979 y el 2012, concluyendo que:

1) Hombres y mujeres no demuestran diferencias significativas de satisfacción sexual; lo que significa que el género no es un obstáculo ni causa de una vida sexual más satisfactoria (lo que rompe la creencia popular de que la sexualidad y su disfrute sería más fácil para ellos que para ellas).

2) Existe una alta correlación entre problemas de salud física (como enfermedad del corazón, diabetes, alteraciones hormonales, enfermedades a la próstata, etc.) y enfermedades psicológicas (como depresión, ansiedad) y la disminución de los niveles de satisfacción sexual.

3) Quienes cuentan con una buena red de apoyo social, buenas relaciones familiares y un estatus económico holgado también tendrían una mayor satisfacción sexual (al ser estos factores protectores contra el estrés y ansiedad).

4) El tener una historia de abuso o de traumas sexual predice un nivel más bajo de satisfacción.

5) Haber recibido una formación sexual rodeada de conceptos de culpa, peligros, moralidad y negatividad se correlacionan con un menor nivel de satisfacción sexual.

6) También se encontró una fuerte relación entre el consumo de pornografía y un menor nivel de satisfacción sexual.

7) Con respecto a la autoestima y auto-imagen, se encontró que si éstas eran positivas, colaboraban a tener niveles más altos de satisfacción sexual, independientemente de su peso y la forma del cuerpo real.

8) La satisfacción sexual va de la mano de las buenas relaciones de pareja, en particular aquellas caracterizadas por altos niveles de intimidad emocional, confianza, buena comunicación y apoyo mutuo.

9) La asertividad sexual (ser capaz de comunicar que se desea, que necesita y que le funciona, así como ser receptivo a las gustos y necesidades del otro) predice mayor satisfacción sexual.

10) Parejas que tienen personalidades similares tienden a experimentar una mayor satisfacción sexual.

En resumen, si tu salud mental y física es adecuada, si tienes una buena relación contigo mismo (te valoras, aceptas y estimas); si tu relación de pareja es armónica y positiva; si tienes una buena disposición a la actividad sexual; si ambos son conscientes de sus gustos y necesidades erótica y si sus expectativas eróticas y románticas son aterrizadas y compartidas; entonces, según lo hallado por esta investigadora, es altamente probable que logres sentirte sexualmente satisfecho.

¿Qué es estar sexualmente satisfecho?

Conclúyelo tú mismo.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*