Lo + nuevo

Señales de que eres una persona “complaciente”, ¿bueno o malo?

¿Qué pasaría si dijeras que sí a todo? Esto se parece a la trama de una película que protagoniza Jim Carrey, pero también es un tipo de carácter de la gente “Complaciente”, que espera con eso conseguir la felicidad de otros. ¿Admirable? Puede ser, ¿sano, no necesariamente.

La gente complaciente, tal como dice esta palabra, complace a otros y muchas veces se posterga a sí mismo al hacerlo, o hace cosas que realmente no quiere por simplemente complacer.

Hoy les dejamos algunas señales de que podrías ser una persona complaciente:

  1. Decirle a alguien “no”, te duele físicamente.

Como resultado de ello, por lo general, deberás ser la persona que tome el trabajo extra o salgas un viernes en la noche, cuando realmente sólo querías quedarte en casa. ¿Por qué? Porque decepcionar a alguien es tu kriptonita.

  1. Tienes la costumbre de decir “lo siento”.

¿Te atrasaste cinco minutos por el tráfico? Pides disculpas. Te demoraste un poco en responder a un mensaje de correo electrónico? Pides disculpas. Cuidado con pedir disculpas por absolutamente todo, ya que no absolutamente todo es a causa de nosotros.

  1. Te aterra el conflicto.

Si bien a nadie le gusta entrar en una pelea (bueno a casi nadie), hay quienes lo evitan en demasía, y puede convertirse en un gran problema. En esto es bueno discutir los temas que nos afectan, de buena forma, con buen tono, pero sin dejarnos pasar a llevar.

  1. Tiendes a explicar todo.

En las raras ocasiones que no puedes hacer algo, que tienden a entrar en detalles de por qué. Pero no hay razón para sentirse culpable, siempre atrae. Este es un mantra para usted: Usted puede hacer cualquier cosa, pero no todo.

  1. Es probable que te acepte una invitación que no deseas.

Ya sea para ir a un matrimonio, a ver una películas, etc. podrías aceptar una invitación de alguien que quizás no te gusta, no te agrada, no conoces mucho, pero no te atreves a decir que no.

  1. Trabajas demasiado para demostrar lo que vales.

Esto va para temas de trabajo y de relaciones. Como eres muy sensible e inseguro, siempre tratas de demostrar cuánto vales, lo duro que trabajas, lo bondadosa que eres, esforzándote demasiado en complacer al resto. Sin embargo, si tu sientes que eres así lo expresarás hacia afuera sin necesidad de esforzarte mucho.

  1. Secretamente te gusta ser esa persona de la que todos dependen.

Te hace sentir bien ayudar a tus compañeros de trabajo, familiares y amigos. Y resulta que la ciencia está de tu lado: la investigación demuestra que ser generoso o ayudar a otros puede aumentar tu propia felicidad.

Con tu personalidad como beneficio de los demás, pero además para ti mismo. Eso es definitivamente un motivo para decir “sí”. Ojo, que siempre y cuando el decir sí te haga feliz a ti también.

Comentarios

Javiera Gajardo
Acerca de Javiera Gajardo (101 artículos)
Periodista, Blogger e Instructora Integral Pilates Escribo de comida, tendencias, decoración y vida saludable. ¡Si nuestro corazón y mente están bien, nuestro cuerpo también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*