Lo + nuevo

Señales de que estás en el lugar y momento preciso en tu vida

Nuestra sociedad de consumo ha impactado no sólo nuestra lógica consumista sino también nuestra manera de vivir y apreciar nuestra vida. El fenómeno que nos impulsa a actualizar constantemente nuestros bienes materiales (y de paso seguir generando más y más basura) tales como autos, celulares, ropa, computadores y un largo etcétera también ha contagiado nuestro mundo emocional. En psicología, estuadiamos el impacto que la cantidad de opciones que hoy existen para todo (se han fijado que hasta comprar leche es complicado? que sin lactosa, que con, que descremada, semi, entera, con extra calcio plus, con mega hiper omega 3… uf!) tiene en nuestro nivel de satisfacción con la vida. Y lo que se ha conlcuido es que a mayor opciones, mayores expectativas.

Y qué pasa cuando nuestras expectativas son muy grandes? Bueno, aumenta enormemente la frustración. Te damos un ejemplo: después de mucho mirar modelos, colores, tipos de taco…, te compras un par de zapatos. Sales de la tienda feliz y a los días (o al rato) ves otros que parece que se llevarían mejor con tus pantalones nuevos… Y éstos que te acabas de comprar ya no son tan espectaculares. Y vamos por otros. Así funciona el mercado. El problema es que también afecta a nuestras relaciones con otros y con uno mismo, a como valoramos nuestra vida, nuestra familia, nuestra casa, nuestro trabajo. Aplica completamente el dicho ese que dice que el pasto del vecino siempre se ve más verde (pero eso es porque lo miras desde la vereda… otra cosa muuuuy distinta es mirarlo desde la casa del vecino).

Hoy son tantas las opciones que la tecnología nos permite conocer, opciones de vida, de lugares para vivir, destinos para viajar, hombre o mujeres por conocer, etc. que es muy fácil que nuestras expectativas aumenten tan inmensamente, que no hay realidad que pueda colmarlas. Recuerda, a mayores posibilidades u opciones, mayores son nuestras expectativas. Y por tanto, mayor es la probabilidad de no estar satisfecho con lo elegido.

Es por eso que hoy queremos compartir algunas señales que te dirán que, pese a la gran cantidad de posibilidades en el mundo, no has caído en la lógica consumista y te encuentras en el lugar y momento preciso en tu vida:

¡Atención!

  1. Te levantas por la mañana contento e ilusionado.
  2. Has dejado de tratar de encontrar “tu éxito desesperado” y vives cada día como si fuese el último.
  3. Te gusta celebrar hasta dónde has llegado, en lugar de centrarte en lo que queda por recorrer.
  4. Puedes ver que los fracasos son a menudo el camino al éxito.
  5. Ves las posibilidades y disfrutas de lo desconocido.
  6. Puedes ver los fracasos como oportunidades de reajuste para guiarte en una nueva dirección.
  7. Eres agradecido por todo lo que tienes en tu vida.
  8. Disfrutas amablemente con compasión y respeto.
  9. Dejaste de intentar cambiar a la gente o ver tu punto de vista como el correcto. En su lugar, agradeces a todos por quienes son en cada momento.
  10. Dejaste de compararte con los demás (o al menos lo estás intentando) y puedes celebrar el éxito de otros sin sentir envidia.
  11. Sigues tu corazón y dejas que tus sueños sean tu vida.
  12. Comprendes que todo sucede por ti, no para ti. Como tu actúas, será el camino de tu vida.
  13. Ves la belleza en todo y para todos.
  14. Has dejado de esperar el avance y ves que cada mini momento importa más.
  15. Comprender que no hay problema sin solución.
  16. Sabes que los caminos difíciles llevan a destinos maravillosos.
  17. Priorizas tu salud y tu propia felicidad. Te das cuenta de que nadie puede trabajar en eso mas que tu mismo.
  18. Has descubierto que el viaje es mucho más gratificante que el destino.

Comentarios

Constanza del Rosario
Acerca de Constanza del Rosario (240 artículos)
Psicóloga especialista en relaciones de pareja y sexualidad. Yogadicta. Me contactan en: constanzadelrosario@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*